Aragón

ALTO ARAGÓN - TURISMO

Agosto marca la máxima ocupación hotelera y de visitas este verano en la provincia de Huesca

Muchos establecimientos esperan rozar el cartel de completo a finales de este mes

Agosto marca la máxima ocupación hotelera y de visitas este verano en la provincia de Huesca
Agosto marca la máxima ocupación hotelera y de visitas este verano en la provincia de Huesca
E.F.

HUESCA.- El incremento de turistas en la provincia cumple las previsiones ofrecidas en julio por los empresarios y establecimientos hoteleros, con porcentajes de ocupación que en estos momentos rozan el cien por cien, con una gran oferta de actividades de ocio y naturaleza al que se suman festivales musicales o fiestas patronales en muchos núcleos.

En la Jacetania, la 50ª edición del Festival Folklórico de los Pirineos avivó la llegada de los turistas. "Siempre decimos que Jaca en momentos puntuales quintuplica su población (13.000 habitantes) y creo que estos días podemos llegar a 60.000 o 65.000 personas", aseguró la concejala jaquesa de Turismo, Olvido Moratinos, a la que le consta que "las segundas residencias están prácticamente todas ocupadas y la ocupación hotelera está rondando el cien por cien".

La afluencia turística se deja notar en las visitas teatralizadas al Monasterio de San Juan de la Peña y a la Ciudadela de Jaca, que redujo sus precios y estrenó la visita "a tu aire", por la que los asistentes pueden pasear libremente por el monumento tras abonar una entrada simbólica de 5 euros.

Por otro lado, las visitas guiadas a la Estación Internacional de Canfranc reunieron a 7.500 personas en el mes de julio, lo que representa un aumento del 11,6 por ciento con respecto al mismo periodo de 2018.

Según el alcalde, Fernando Sánchez, "la estación se sigue consolidando como un destino turístico muy importante en el valle".

Además, los extranjeros ya suponen el 10 por ciento de los visitantes, un hecho que atribuye a los numerosos reportajes de diferentes televisiones internacionales, que "han hecho despertar el interés fuera de nuestras fronteras".

ANIMACIÓN EN EL ALTO GÁLLEGO

La comarca del Alto Gállego disfruta de un verano muy animado en cuanto a visitantes. Desde la Asociación Turística del Valle de Tena apuntan que las previsiones para esta primera quincena de agosto son muy optimistas y se espera que mejoren con las reservas de última hora. Los porcentajes más elevados se alcanzan los fines de semana principalmente debido a los eventos.

Desde la Asociación argumentan que aunque todavía es pronto para hacer una valoración, "se ha notado cómo cada año van mejorando las cifras de ocupación para septiembre, debido principalmente al aumento de la oferta de actividades que se pueden disfrutar durante todo el año en el valle".

Respecto a julio, los datos "son muy positivos, la mayoría de alojamientos coinciden en el aumento de las reservas respecto al del año pasado".

EL VALLE DE BENASQUE, AL ALZA

Aunque toda la comarca está muy animada estos días en un verano "bueno" a nivel turístico, es como siempre el valle de Benasque, la zona más visitada.

Desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), su presidente, José María Ciria, recordó que tras un junio "mejor que el del año anterior" y un mes de julio, "algo mejor" que el de 2018, agosto ha comenzado con buenos niveles de ocupación. "El cambio es a partir de hoy y mañana y ya, hasta el día 26, estará todo al cien por cien", indicó.

También en la Oficina de Turismo de Graus constataron una mayor afluencia de visitantes en este mes de julio que en el de 2018, con 700 personas más.

Casi la mitad han solicitado información del propio pueblo y destacan también las consultas sobre visitas para hacer con niños, las actividades culturales y las zonas de baño.

En cuanto a la procedencia, un 79 por ciento es turismo nacional, mientras que crecen los extranjeros, que superan el 20 por ciento, sobre todo de Francia y Holanda.

Durante estos primeros días de agosto han aumentado las consultas diarias y destaca que todavía hay presencia internacional pero por el momento es inferior a 2018.

En la Oficina de Turismo de Benabarre se espera que la afluencia aumente a partir de la próxima semana, aunque la zona ya está muy animada. Aunque también en su mayoría son españoles, destaca en la zona oriental la presencia de franceses.

INCREMENTO PROGRESIVO DE VISITAS EN EL SOMONTANO

Los niveles de ocupación en Alquézar y su zona de influencia son "altos" con incidencia en el turismo francés y en menor número, el nacional, según informó Mariano Altemir, alcalde de la localidad quien anticipó "un aumento de forma progresiva hasta el 25 de agosto".

La mayor incidencia se nota en la ruta de las Pasarelas que ha registrado el paso de 48.000 personas desde el 13 de abril cuando se aplicó, por primera vez, la nueva ordenanza municipal. En la lista de preferencias están, también, las visitas guiadas en la colegiata de Santa María y la práctica del barranquismo. El nivel de ocupación pasará al 95 por ciento en agosto.

En el valle de Rodellar, se confirman expectativas similares, ocupación en torno al cien por cien hasta el 20 de agosto. Predominio del turismo francés con dedicación al senderismo, barranquismo y escalada.

Las repercusiones del Festival Vino Somontano y de la Muestra Gastronómica son importantes en Barbastro con reflejo en la ocupación que rondó el 95%, en viernes y sábado. Se desglosa así, hoteles (93%) en viernes y sábado; hostales (97%) entre viernes (97%) y sábado (98%); apartamentos turísticos (83%), entre viernes (66%) y sábado (100%); turismo rural (100%), viviendas de uso turístico (100%).

TURISMO FAMILIAR EN LA COMARCA DE SOBRARBE

En Sobrarbe, los niveles de ocupación a estas alturas del verano rozan el cien por cien en el territorio, según explica la presidenta de la Asociación Empresarial Turística en esta comarca, Paz Agraz, quien se refiere a que esta situación se extiende a hoteles, cámpines, alojamientos de turismo rural y segundas viviendas.

Una número de visitas que se incrementa, comenta Agraz, con motivo de la celebración de las fiestas patronales en muchos de estos núcleos.

También destaca la presencia de turistas franceses que se acercan a pasar el día a este parte del Pirineo aragonés, en actividades como restauración, comercio y deportes relacionados con la naturaleza, entre otras propuestas.

Un perfil de turista que la presidenta del colectivo empresarial de Sobrarbe definió "en su mayor parte familiar".

Agraz se muestra optimista por la tendencia que desestacionaliza los movimientos turísticos este año. "Llevamos unos meses que desde abril y fines de semana en invierno se ha subido un poco el nivel de ocupación, por lo que no ha habido tantos repuntes fuertes en julio sino un turismo sostenido que es positivo tanto para el trabajador como para el turista, que se siente en un entorno cómodo y sin masificaciones", añade.

Etiquetas