Aragón

ALTO ARAGÓN

Los incendios forestales en el Alto Aragón responden en su mayoría a negligencias y accidentes

La provincia acumula 103 siniestros, de los cuales 81 se han quedado solo en conatos

Los incendios forestales en el Alto Aragón responden en su mayoría a negligencias y accidentes
Los incendios forestales en el Alto Aragón responden en su mayoría a negligencias y accidentes
S.E.

HUESCA.- Casi la mitad de los incendios que se han registrado en la provincia en lo que llevamos de verano corresponden a negligencias y accidentes, un 10 por ciento fueron causados de manera natural por rayos mientras que un 20 por ciento son de origen desconocido, aunque algunos de ellos se encuentran en fase de investigación.

Según recalcan fuentes del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, de los diez incendios forestales con mayor superficie que se han producido en la Comunidad en lo que llevamos de verano, el 90 por ciento de ellos (9 de 10) la causa ha sido tipificada como accidente.

Los datos provisionales recogidos respecto a los incendios producidos en Aragón por negligencias y causas accidentales apuntan a quemas agrícolas, con casi la mitad de los incendios producidos, seguido por este orden de: motores y máquinas, otras actividades o usos del monte, líneas eléctricas, fumadores, eliminación de basuras y restos, hogueras y barbacoas, escape de quemas controladas, ferrocarril, trabajos forestales y actividades militares.

A este respecto han acontecido desde incendios provocados por cosechadoras a incendios provocados por otros vehículos a motor, según fuentes del ejecutivo autónomo.

El incendio forestal más grande de este verano calcinó 600 hectáreas comenzó en Perdiguera y afectó principalmente a Leciñena el 23 de julio. Ambas localidades son de la provincia de Zaragoza pero pertenecen a la Comarca de Los Monegros, por lo que las labores de extinción fueron gestionadas desde el Servicio Provincial de Huesca.

En territorio oscense, le siguen en superficie los de Alcampell y Graus, del 7 de julio, con 80 y 60 hectáreas calcinadas respectivamente: Alcalá de Gurrea, con 32 ha, el 26 de junio; Sariñena, con 16,2 hectáreas, el mismo día; Canal de Berdún, 15 hectáreas, el 25 de julio; el del 28 de junio en Huesca, con 14 hectáreas y las 10,3 ha calcinadas en Tella-Sin, el 27 de julio.

En lo que llevamos de año y hasta el pasado 25 de agosto se han producido 103 incendios forestales en la provincia, respecto a los 63 registrados por esta misma fecha el año pasado. De estos, 81 han sido conatos (menores de una hectárea) y 22 han superado una hectárea calcinada.

Respecto a la superficie forestal se han calcinado 274,65 hectáreas frente a las 73 del 2018 en la provincia hasta el pasado 25 de agosto, de las que 160,86 ha corresponde a superficie arbolada y 113,79 ha a superficie no arbolada (matorral, pastos, etcétera). Con estos datos, desde el Departamento de Agricultura consideran que "el año es bueno teniendo en cuenta que solo se ha producido un Gran Incendio Forestal, el de Perdiguera".

Todo ello, pese a tratarse de un año con escasas precipitaciones "que favorecen los incendios forestales, y con un combustible preparado para arder con más facilidad", apuntan.

Desde el mismo departamento reconocen que la situación esta semana es más benigna en cuanto al grado de alerta de incendios forestales, si bien recomiendan no bajar la guardia.

En cualquier caso, recalcan que el periodo de máxima activación es hasta el 15 de septiembre, si bien se mantienen medios operativos hasta el 31 de diciembre, con todas las cuadrillas helitransportadas trabajando hasta entonces. "Lo que se procede es una reducción paulatina de los medios terrestres en relación con la peligrosidad previsible", indican.

En relación a las protestas sindicales por la reducción de los contratos de trabajadores forestales, recuerdan que en la rueda de prensa de presentación de la campaña se informó de que "al producirse un incremento del salario de los trabajadores del 2,75 por ciento con el mismo presupuesto que en 2018, disminuyen las horas de contratación".

ACTUACIONES DE DIVULGACIÓN Y SENSIBILIZACIÓN

En cuanto a las actuaciones de sensibilización y divulgación para prevenir incendios forestales indicaron que las más importantes hacen referencia a la población escolar, en colegios rurales y urbanos así como en los campamentos de verano.

También resaltan las actividades dirigidas a a sectores de actividad primaria como agricultores, ganaderos, trabajadores forestales, con especial énfasis en los trabajos de cosecha y empacado y sus riesgos en las principales zonas con este peligro en Aragón durante los meses de junio y julio. En los meses de septiembre a diciembre, esta formación se centrará en las quemas de restos en aquellos sectores con mayor uso del fuego y mayor índice de siniestralidad.

Estas labores formativas de concienciación también se dirigen a otros sectores como los especializados en la conservación y construcción de infraestructuras en el medio rural hasta diciembre, así como en la población urbana que utiliza los montes, a través de campañas publicitarias.

Etiquetas