Aragón

ALTO ARAGÓN - TURISMO

Llenazo y sol en los valles del Pirineo en el primer fin de semana de 2020

La ocupación hotelera durante este puente de Reyes roza o alcanza el cien por cien

Llenazo y sol en los valles del Pirineo en el primer fin de semana de 2020
Llenazo y sol en los valles del Pirineo en el primer fin de semana de 2020
Aramón.

HUESCA.- El Pirineo altoaragonés vive un estupendo primer fin de semana del año 2020 en lo que a ocupación turística se refiere, con lleno en sus establecimientos hoteleros y un tiempo anticiclónico que invita a hacer actividades al aire libre.

Muchos de los miles de turistas que pasan estos días en los valles pirenaicos disfrutaron ayer del esquí en las estaciones de Astún, Candanchú, Formigal-Panticosa y Cerler, donde lució el sol. Así lo destacaron fuentes del grupo Aramón, desde donde señalaron que el día fue soleado y que las bajas temperaturas registradas durante la madrugada permitieron poner en marcha cañones de innivación y mejorar la calidad de la nieve.

En la Jacetania, el entorno de las estaciones de Astún y Candanchú y municipios como Jaca, Villanúa y Canfranc "están rozando prácticamente el lleno este fin de semana, tras unos días con una ocupación variable, que osciló entre el 80% y el 100%", según explicó Luis Terrén, presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA).

"La gente está satisfecha porque han sido unas navidades largas y todos los días ha hecho sol y buen tiempo", agregó el también alcalde de Villanúa, que cree que "el regreso de los visitantes será muy escalonado, ya que hay quien se marchará a lo largo del domingo, pero otros lo harán el lunes, por lo que la salida va a ser muy progresiva".

Desde la ATVA, desean que haya nuevas precipitaciones, porque "hace falta una nevada para arreglar el tramo central de la temporada de esquí", dado que "la parte baja de las estaciones empieza a andar un poco justa", mientras que "la parte media y alta están muy bien" y presentan espesores superiores al metro.

Por su parte, la Comarca del Alto Gállego ronda estos días, desde el pasado día 1 y hasta ayer día 4, casi el cien por cien. "El fin de semana comienza a bajar ya que la mayoría de nuestros visitantes son familias que deciden pasar el día de Reyes en sus hogares", comentó ayer a este diario la directora de la Asociación Turística Valle de Tena, Sandra Lecina. En cuanto al balance general de estas navidades, señala que ha sido "muy positivo" en el Valle de Tena. "La temprana apertura de la estación ha sido clave para ello. Se han alcanzado cifras del 100 por cien de ocupación ambos fines de semana, con una media del 90 por ciento en el global de las navidades".

En este sentido, Lecina apunta que los empresarios coinciden en que las buenas condiciones de nieve y las buenas previsiones meteorológicas "han sido la clave para alcanzar estas cifras".

Pero no solo el sector de la restauración presenta buenas cifras. "Los comercios de la zona han mostrado su satisfacción con el buen inicio de temporada, para ellos las fechas del puente de diciembre y navidades son las más importantes del año".

Y respecto a la oferta de ocio, dice que el buen tiempo "también ha animado a otro tipo de turista que no busca el esquí alpino, pero sí disfrutar de la naturaleza. Paseos con raquetas, esquí de fondo o de travesía y rutas de senderismo han sido las actividades más demandadas después del esquí", concluye.

Numerosos visitantes han elegido Ribagorza para pasar las vacaciones de Navidad. Como siempre, la mayor afluencia se ha registrado en el Valle de Benasque, pero en la parte baja se constata un aumento de visitantes respecto al año anterior.

Como se preveía, el puente de Reyes ha situado al cien por cien la ocupación en el Valle de Benasque, donde los turistas disfrutan de la nieve y la montaña gracias al tiempo anticiclónico. Aunque algunos saldrán hoy para recibir a sus Majestades en sus hogares, desde la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB) esperan mañana la mayoría de las salidas.

Tras una primera parte de vacaciones, la coincidente con Navidad, que fue muy buena; y una segunda, desde el 26 hasta pasada Nochevieja, que resultó aún mejor; el puente de Reyes está siendo el que un mayor número de visitantes ha atraído hasta el Valle de Benasque. "Está a tope. Tradicionalmente, las navidades siempre es un poco más flojo, crece de cara a Nochevieja y ahora estamos al cien por cien", detalló el presidente de la ATEVB, José María Ciria. Además del esquí alpino en Aramón Cerler y de fondo en los Llanos del Hospital, el buen tiempo ha propiciado el esquí de montaña, las raquetas y las excursiones por el entorno.

En la Oficina de Turismo de Graus se superaba ayer el número de visitantes del pasado año en un centenar, a falta de dos días de puente. Principalmente, han sido familias alojadas en turismo rural y apartamentos, atraídos por la tranquilidad del entorno, el encanto de sus pueblos y el senderismo que ha favorecido el buen tiempo.

En la parte baja los turistas han sido sobre todo de Aragón, Cataluña y Valencia, mientras que en el Valle de Benasque los más abundantes han sido los valencianos, seguidos de madrileños y catalanes.

Etiquetas