Aragón

ALTO ARAGÓN - BALANCE

El sector hostelero de la provincia de Huesca cierra una Navidad "excelente"

El sector hostelero de la provincia de Huesca cierra una Navidad "excelente"
El sector hostelero de la provincia de Huesca cierra una Navidad "excelente"
R.G.

HUESCA.- El sector hostelero del Pirineo altoaragonés cierra una Navidad "excelente" en cuanto a afluencia de visitantes se refiere, con picos de ocupación del cien por cien en días concretos. El tiempo anticiclónico que se ha instalado en los valles pirenaicos y el hecho de que todas las estaciones de esquí alpino hayan estado abiertas, y además con un buen dominio esquiable, han sido factores determinantes para que el sector esté satisfecho de esta campaña navideña. La presidenta de Hoteles para Huesca y Provincia de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Huesca, Anabel Costas, aseguró este lunes a este periódico que hay "satisfacción completa" por cómo ha ido el periodo navideño.

Explicó que, como siendo habitual, las vacaciones navideñas han tenido dos partes: una primera entre Nochebuena y Nochevieja y una segunda entre Nochevieja y Reyes. Este año se ha dado la peculiaridad de que, como el día Reyes ha caído en lunes, hay quienes "el día 4 (sábado) ya se han ido a su casa para recibir a los Reyes", señaló Costas, aunque también ha habido visitantes que han alargado un poco más su estancia en el Pirineo.

La representante de la Asociación de Empresarios de Hostelería no dudó en asegurar que "lo mejor que nos ha podido pasar es que el tiempo ha acompañado; y, cuando hay buen tiempo, nuestros clientes son felices", certificó. En este sentido, comentó que las jornadas soleadas que se han vivido han invitado a los turistas a salir, a hacer senderismo, a visitar pueblos, a realizar actividades gastronómicas o culturales, además de ir a esquiar, "porque aunque hay gente que solo viene esquiar, no todo el mundo viene para eso".

No obstante, el tirón del esquí es determinante. El temprano inicio este año de la temporada gracias a las abundantes nevadas de noviembre y el hecho de que las estaciones llegaran a las vacaciones de Navidad en buenas condiciones han favorecido la llegada de muchos aficionados al esquí.

En este apartado, Anabel Costas recordó que el año pasado para Navidad no todas la estaciones estuvieron abiertas y las que abrieron no lo hicieron todos los días y, además, había menos nieve. Este año, la situación ha diferido mucho, lo que ha sido motivo de satisfacción -dijo- tanto para los clientes como para los trabajadores. "Si no hubiéramos tenido el regalo de la nieve en noviembre, habría mucha gente que no habría estado trabajando", señaló Anabel Costas, quien insistió en que hay una sensación de "satisfacción completa" en todos los valles pirenaicos, incluso en los que no tienen estaciones de esquí. Se refirió, en concreto, a Aínsa, que estas navidades ha estado "a tope", confirmó.

Etiquetas