Aragón

ALTO ARAGÓN - SERVICIOS FERROVIARIOS

Ni ventanillas ni máquinas en cinco estaciones de la provincia de Huesca

Tampoco en Monzón ha comenzado el servicio en horario reducido prometido

Ni ventanillas ni máquinas en cinco estaciones de la provincia de Huesca
Ni ventanillas ni máquinas en cinco estaciones de la provincia de Huesca
M.P.

HUESCA.- Las estaciones oscenses que de Tardienta, Jaca, Canfranc, Ayerbe y Sabiñánigo, cuyoservicio de ventanilla fue cancelado el 1 de enero, siguen sin máquinas de autoventa y, algunas de ellas, cerradas, por lo que los viajeros están habitualmente solventando la situación comprando los billetes en el mismo tren y pasando frío mientras esperan en los andenes. En Monzón, donde se había llegado a un acuerdo con Renfe para mantener un horario reducido de taquilla, todavía no cuentan con nadie que atienda porque la compañía pública ha de sacar a concurso ese servicio.

La situación en general es de desconcierto y de falta de información en los pueblos afectados por esta reducción de prestaciones en sus estaciones.

"Estamos trabajando en esa solución", dijo un portavoz de Renfe, Antonio Carmona, en referencia a la instalación de las máquinas expendedoras de billete, pero no pudo precisar cuándo estarían instaladas. "Por eso son diferentes las alternativas", añadió. Estas opciones son la compra telefónica, por Internet, mediante una aplicación móvil, en las oficinas de correos o directamente a los revisores una vez abordado el tren.

"Para la gente mayor es más problema, pero nos tendremos que ir adaptando", decían este martes sobre la venta por Internet en la estación de Sabiñánigo algunos viajeros que esperaban por la tarde uno de los trenes con dirección a Zaragoza y que optaron por la compra al revisor.

Sin embargo, el cierre de la ventanilla ha traído también el de las instalaciones para los viajeros de algunas de las estaciones. En Tardienta, la sala de espera, donde funcionaba la taquilla, está cerrada desde inicio del año y los pasajeros deben acceder directamente al andén y protegerse como puedan del frío mientras esperan a su tren. Además, los usuarios del ferrocarril se quejan de que no tienen información sobre la puntualidad del tren u otras incidencias, ya que no tienen quién les aporte los datos.

En Canfranc la estación también está cerrada. Las demás siguen abiertas hasta el momento, aunque en Ayerbe no tienen calefacción en la sala de espera.

A este respecto, Carmona indicó que las estaciones no dependen de Renfe, ya que son del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que hasta ahora prestaba el servicio de venta de billetes en ventanilla por un acuerdo entre ambas compañías. "Ubicaremos las máquinas de autoventa para que el viajero pueda acceder a ella. Intentaremos que sea en las mejores condiciones para los clientes. El problema es que las estaciones no son nuestras".

En Monzón tampoco se sabe cuándo comenzará a funcionar el horario reducido de taquilla. "Se ha sacado un concurso de prestación de servicios auxiliares para venta e información en estaciones. Como es un tema contratación pública, lleva sus trámites correspondientes", explicó el portavoz de Renfe.

De momento, un auxiliar está asistiendo a los pasajeros que hacen uso de la estación para ayudarles con la máquina de autoventa si lo precisan y resolver cualquier duda que tengan.

Sobre el acuerdo al que llegaron el PSOE y Teruel Existe para la investidura de Pedro Sánchez como presidente, que incluía el mantenimiento de los servicios de ventanilla en las estaciones en los que se había retirado, Carmona declaró: "Nosotros, como Renfe, somos una empresa pública y haremos lo que determine nuestro principal accionista, que es el Ministerio de Fomento y, por ende, el Gobierno. Trabajaremos para que haya una solución, pero no ha habido tiempo material".

Unas 150 estaciones vieron suprimidas sus ventanillas en todo el país desde el inicio del año tras la cancelación del acuerdo entre Renfe y Adif. Todas aquellas con menos de 100 usuarios diarios. Las afectadas en Huesca tienen, según Renfe, 27 pasajeros al día en el caso de Tardienta, 18 en Canfranc, 14 en Jaca, ocho en Ayerbe y cinco en Sabiñánigo. Monzón tiene 62, pero consiguió el compromiso para mantener un horario reducido después de la movilización de sus vecinos.

Etiquetas