Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR PRIMARIO

El maíz de consumo humano destaca por su rentabilidad

Las comarcas de La Litera y Cinca Medio han terminado de cosechar este cultivo que destaca por su ahorro hídrico y está libre de plagas por su siembra temprana

El maíz de consumo humano destaca por su rentabilidad
El maíz de consumo humano destaca por su rentabilidad
S.E.

HUESCA.- Las comarcas de La Litera y Cinca Medio han terminado de cosechar el maíz de consumo humano durante las últimas semanas. Una de las principales conclusiones es que la primera cosecha, es decir, la que se siembra entre mediados de marzo hasta finales de abril, es la más rentable.

La Asociación de Amigos del Maíz de Consumo Humano y Semilla Alfalfa de Aragón ha colaborado en el proceso del cultivo de casi 100 hectáreas de este tipo de maíz.

Además, este colectivo se ha involucrado de forma activa en su estudio, en el que destaca la siembra de primera cosecha como la mejor para el agricultor y por la calidad del producto.

En lo que se refiere al agricultor, las ventajas de este cultivo se centran en primer lugar en el ahorro de agua al aprovechar las tormentas de primavera.

En segundo lugar llega al mercado antes que el maíz de este mismo tipo procedente de Francia. Y a su vez, está libre de plagas como caracoles y babosas y piral al ser un cultivo de siembra temprana.

Igualmente beneficia a otros cultivos porque se puede dejar de regar para mediados de agosto, lo que supone un beneficio añadido para el productor.

Al ser un maíz que tiene un valor añadido representa una riqueza para la zona ya que el productor percibe una prima por la empresa transformadora por los kilos cosechados.

La primera cosecha se sembró a mediados de abril, según apunta el agricultor de maíz de consumo humano Gerónimo Pueyo, quien recalca que el agricultor que siembra este tipo de maíz puede comercializarlo a fábricas de pienso y a empresas como Liven Agro en Ariéstolas.

En cuanto a la calidad, desde Liven Agro manifiestan que "el maíz sembrado en primera cosecha tiene una calidad que le hace ser más resistente durante el tiempo de almacenamiento al no contraer ningún tipo de plagas".

La productora y miembro de la asociación Ignacia de Pano destaca esta actividad "en primer lugar porque económicamente no me perjudica y esa es la fundamental; en segundo, que la semilla ha sido producida de una forma natural. Y la transgénica está modificada para soportar un tóxico, es decir, un insecticida".

Según destaca esta productora, "quiero mantener las cosas como se han hecho siempre, es decir, tener el campo y llevar a cabo una producción lo más natural posible".

La asociación recalca que solo es rentable el maíz de segunda cosecha si se aprovecha para la alimentación del ganado, tanto para ensilado o ensilado pastone. Y este colectivo cree que "se está engañando a los agricultores convenciéndoles de que en sus terrenos hagan en un año dos cosechas, ya que el único beneficiario son las multinacionales de las semillas y los fabricantes de maquinaria".

Etiquetas