Aragón

ALTO ARAGÓN - GANADERÍA

Huesca reúne más de la mitad del censo de porcino de Aragón, con 4,4 millones

El Director General de Calidad y Seguridad Alimentaria del Gobierno de Aragón, Enrique Novales, defiende el papel que desempeña el sector en la vertebración del territorio

Huesca reúne más de la mitad del censo de porcino de Aragón, con 4,4 millones
Huesca reúne más de la mitad del censo de porcino de Aragón, con 4,4 millones
D.A.

HUESCA.- La provincia de Huesca reúne un total de 4,4 millones de cabezas de porcino, entre animales de cebo y cerdas en reproducción, de los más de 8 millones registrados en toda la comunidad, lo que supone más de la mitad del censo del sector en Aragón durante el 2019.

También destaca el incremento progresivo del número de explotaciones que se ha producido de forma paralela al de los animales durante los últimos cinco años.

Debido al volumen que ha alcanzado la cabaña ganadera en el porcino, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha el decreto de purines en abril de 2019 para garantizar la sostenibilidad de este sector ganadero.

Según fuentes del Ejecutivo autónomo, la puesta en marcha de los centros de gestión garantiza la recogida, tratamiento y aplicación de los estiércoles como fertilizante.

Asimismo, el decreto introduce un régimen sancionador en el ámbito administrativo con multas de un máximo de 600.000 euros por incumplimientos medioambientales y de hasta 50.000 en el caso de que no se cumpla la ley de sanidad animal.

La disposición transitoria primera del decreto contempla un plazo de hasta 2 años para la adaptación del sector a las exigencias establecidas.

Según matiza el director general de Calidad y Seguridad Alimentaria del Gobierno de Aragón, Enrique Novales, desde la entrada en vigor de esta normativa "se da un año para que las granjas con autorización medioambiental integrada para ponerse al día con todo lo que dice el decreto". Y por su parte, las granjas de menos de 750 cerdas y menos de 2.500 plazas de cebo "tienen dos años de plazo para adaptarse al decreto".

De este modo, "todo el sector porcino tiene que ajustarse al decreto en gestión de purines en Aragón en un año y medio". Y Novales subraya que los profesionales "ya se están organizando" para adaptarse a la nueva normativa.

En cuanto a las cifras del sector porcino en la provincia en el periodo 2015-2019, Novales resalta además del número de cabezas de ganado en cebo, el ligero descenso de las explotaciones de granjas de madres por una reestructuración. "El censo de animales se ha mantenido pero ha bajado el número de explotaciones" de cerdas reproductoras. Esto se explica, según Novales, por "explotaciones que no estaban adaptadas a la producción actual y se han visto obligadas a cerrar, mientras que las grandes se han ampliado hasta el máximo, con granjas de hasta 3.500 madres".

Dentro de la implantación de medidas para controlar el sector de purines, subrayó que el censo ganadero se estabilizará en las zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes agrarias. "En estas zonas vulnerables no se están construyendo más granjas por la gran cantidad de nitrógeno que se produce" derivado de la actividad ganadera, a la vez que recordó que la normativa impide la ampliación de las ya existentes en estas zonas.

El director general de Seguridad Alimentaria indicó que en este 2020 se van a realizar inspecciones de las granjas existentes.

Por ello, apuntó que el crecimiento del sector porcino en la provincia de Huesca, "se dará en los nuevos regadíos que se han ido realizando en la comarca de Los Monegros".

En el caso de los problemas por nitratos en el término de La Sotonera, el responsable aragonés de Calidad y Seguridad Alimentaria explica que vienen dados por el abono excesivo aplicado sobre el campo, por lo que se van a controlar más estas acciones para evitar la contaminación de acuíferos con la aplicación de las sanciones pertinentes.

En cualquier caso, Novales quiso dejar claro que "podría procederse al cierre de explotaciones ganaderas en el caso de que se produzcan incumplimientos reiterados y no realicen ninguna modificación para adaptarse a la nueva normativa".

De este modo, la administración va a elevar las exigencias para garantizar que las prácticas agrarias sean respetuosas con el medioambiente, especialmente en aquellas zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes agrarias.

Además la administración autonómica prohíbe instalar granjas intensivas en medio kilómetro a la redonda de los Espacios Naturales Protegidos.

Respecto al relevo generacional y las dificultades burocráticas para la instalación de nuevas granjas porcinas, indicó que se precisa obtener una autorización ambiental integrada. "Aquí hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento también tiene su parte de actividad en esta autorización al ser el primero que recoge la documentación" y que posteriormente remite al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga).

A juicio de Novales, "si todo va normal, una granja que no tenga que pasar por una autorización ambiental integrada precisa de unos tres meses para su tramitación".

PUJANZA DEL SECTOR PORCINO EN LA PROVINCIA

La pujanza del sector porcino en la provincia de Huesca se explica en buena parte por el impulso de la integradoras de Cinca Porc, Grupo Mazana y Piensos Costa. Para Novales, "el porcino en Aragón es muy importante para la generación de riqueza y el mantenimiento de la estructura del medio rural".

En el caso de la provincia de Huesca recuerda "que es la que empezó antes" con el sector porcino de La Litera junto a la comunidad de Cataluña y subraya que "ha permitido vertebrar el territorio". De hecho, recalcó que la creación de nuevos regadíos ha llevado aparejada la construcción de instalaciones ganaderas, lo que ha permitido mantener el censo de los municipios, como en el caso de Sariñena.

También destacó que en Binéfar, Fribin procede a la transformación de 3.500 cerdos diarios, y el Grupo Pini, con Litera Meat, trabaja con unos 10.000. Y en empleo, el Grupo Fribin acumula unos 500 trabajadores mientras que el Grupo Pini tiene prevista la contratación de entre 1.000 y 1.500 puestos de trabajo, lo que supone el paro cero en esta población.

Respecto al ratio de trabajadores por cabezas de ganado porcino, Novales indicó que "cada 4.000 cerdos de cebo supone un puesto de trabajo" mientras que en las cerdas madre, "cada 250 o 300 animales supone un trabajador, de modo que para una explotación de 3.500 cerdas se precisan alrededor de 15 puestos de trabajo".

Un hecho que se ha reflejado en los premios Porc d"Or de la excelencia del porcino en las dos últimas ediciones con dos empresas premiadas del Grupo Mazana, con el máximo galardón el Porc d"Or de Diamante. "Aragón es la primera comunidad autónoma en la producción de cerdos tanto en cebo como en madres", subrayó Novales.

Etiquetas