Aragón

CIERRE INSTALACIONES

La Central Térmica de Andorra se desacopla de la red y se queda con 25.000 toneladas de carbón hasta su cierre

Quedan 130 trabajadores de Endesa y 125 de auxiliares, que seguirán trabajando hasta el 30 de junio

La Central Térmica de Andorra se desacopla de la red y se queda con 25.000 toneladas de carbón hasta su cierre
La Central Térmica de Andorra se desacopla de la red y se queda con 25.000 toneladas de carbón hasta su cierre
EFE

ANDORRA (TERUEL).- La Central Térmica de Andorra se ha desacoplado este jueves por la noche de la red y, en este momento, le quedan 25.000 toneladas, equivalentes para cinco días de operación, que pueden producirse entre este viernes y el 30 de junio, fecha en la que cerrará sus puertas.

Según han informado fuentes de Endesa a Europa Press, esas toneladas de carbón se quemarán de acuerdo con las necesidades del mercado. Durante este tiempo, la central va a continuar con la actividad que se suele realizar cuando está parada, es decir, trabajos de mantenimiento, limpieza industrial, seguridad y revisión de instalaciones.

Respecto a los empleados, quedan 130 trabajadores de Endesa y 125 de auxiliares, ya que la instalación carboeléctrica tiene que estar operativa hasta el 30 de junio, o hasta que el Ministerio de Transición Energética permita el cese de actividad de la planta.

La compañía se ha comprometido con todo su personal a continuar con la política de recolocaciones. Hasta este viernes han reubicado a 22 personas en otras funciones de la compañía, durante los próximos meses van a continuar con este proceso y aquellos empleados que no se recoloquen, unos 50, participarán en el desmantelamiento, que esta previsto que se inicie en el segundo trimestre del año.

Para el proceso de desmantelamiento se van a realizar cursos de formación para empleados de empresas auxiliares que se incorporarán en una bolsa de trabajo y que tendrán prioridad para ser contratados por las empresas que participen en el desmantelamiento. Estos cursos se van a iniciar a la largo de marzo.

En este momento, Endesa está trabajando en dos posibles escenarios: el desmantelamiento total o parcial. Todo dependerá de si el Gobierno central adjudique o no al proyecto de la compañía los mil megavatios de capacidad de evacuación, si lo hace, una parte de las instalaciones se mantendrá porque el proyecto de construcción de plantas solares lleva aparejado el almacenamiento y sincronismo que requerirá de la parte de alternadores de la central actual.

Etiquetas