Aragón

ALTO ARAGÓN - TRIBUNALES

Condenas por 36 años para seis personas por robar 72 casas

La banda asaltaba viviendas aisladas en el este del Alto Aragón y en Cataluña

Condenas por 36 años para seis personas por robar 72 casas
Condenas por 36 años para seis personas por robar 72 casas
G.C.

HUESCA.- Una banda formada por seis personas, cinco de ellas albanesas y una española, han sido condenados por la Audiencia Provincial de Huesca a un total de 36 años de prisión (con penas que van de uno a 14 años) por robar en menos de un año en 72 casas de varias localidades del este del Alto Aragón y de las provincias catalanas de Tarragona, Lérida y Gerona, informó este viernes el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA).

Los magistrados consideraron probado que los seis condenados formaban parte de un grupo criminal que entre mayo de 2017 y marzo de 2018 se dedicaron a entrar a la fuerza en viviendas adosadas y chalets ubicados siempre en urbanizaciones o zonas apartadas de los núcleos de la población. En la provincia de Huesca asaltaron casas de Esplús, Monzón, Almudáfar y Albalate de Cinca.

Los asaltantes entraban normalmente en casas vacías, pero en dos ocasiones, en los municipios ilerdenses de Tárrega y Solsona, fueron sorprendidos por sus propietarios. En ambos casos amenazaron a los dueños de las viviendas y huyeron sin robar nada, pero en el asalto de Solsona llegaron a herir a uno de ellos con una pata de cabra y unas maderas. La víctima estuvo 59 días impedido por las heridas, que le dejaron dos cicatrices en el rostro y la cabeza.

En estos dos robos solo se pudo probar la participación de dos de los criminales, Armand L. y Andrea N., dos albaneses de 29 años domiciliados ambos en Monzón, mientras que el resto residía en Cataluña.

Los dos residentes de Monzón han recibido las mayores condenas. Armand ha recibido una sentencia de un total de 14 años y 3.600 euros de multa, ya que, además del delito continuado de robo con fuerza en casa habitada y del de pertenencia a grupo criminal, también ha sido condenado por dos delitos de robo con violencia, uno de lesiones (puesto que fue quien perpetró la agresión en la vivienda de Tárrega) y uno de quebrantamiento de condena. Esto, debido a que ya había sido expulsado del país en 2016 tras ser condenado por otros robos a casas, con la prohibición de volver en un periodo de cinco años.

Andrea N. ha sido sentenciado a 10 años y seis meses de prisión. Un tercer miembro de la banda, Jetmir M., ha recibido una pena de cinco años. Otro, Edmond B., a dos años y seis meses al haberse podido probar su participación en tan solo un asalto. José María M. M., el único ciudadano español de la banda, deberá cumplir tres años de cárcel como cooperador necesario, ya que era el que conducía el vehículo en el que se desplazaba la banda en sus robos. El sexto acusado Leonardo N. solo deberá cumplir un año de privación de libertad ya que no se probó su participación en ningún asalto, pero sí su pertenencia al grupo criminal.

EXPULSIÓN DEL PAÍS

Armand L., Andrea N., Jetmir M. y Edmond B. serán además expulsados de España cuando hayan cumplido la mitad de sus respectivas penas con la prohibición de regresar al país durante 10 años. Además, el tribunal ha condenado a los procesados a pagar indemnizaciones que ascienden a 20.534 euros, a falta de que se determinen todavía algunas de ellas.

El modus operandi de este grupo criminal consistía en asaltar en la tarde-noche casas aisladas en las que pensaban que no había nadie, vestidos de negro y con los rostros cubiertos para impedir su identificación, detalló el TSJA. Para irrumpir en las casas empleaban objetos contundentes como destornilladores o la pata de cabra con la que amenazaron a dos de las víctimas y golpearon a una de ellas.

Durante todo el asalto, uno de ellos hacía la vigilancia y otro esperaba en el coche en el que se daban a la fuga. Se comunicaban entre ellos con teléfonos móviles.

Etiquetas