Aragón

ALTO ARAGÓN - METEOROLOGÍA

El Alto Aragón vive una nueva jornada de nieve hasta debajo de los 800 metros

La cota de nieve baja hasta las 800 metros y blanquea ciudades como Sabiñánigo y Jaca

El Alto Aragón vive una nueva jornada de nieve hasta debajo de los 800 metros
El Alto Aragón vive una nueva jornada de nieve hasta debajo de los 800 metros
M. P.

HUESCA.- El norte de la provincia de Huesca ha vivido este martes su segunda jornada de nieve intensa consecutivacon descargas que por la mañana bajaron hasta los 800 metros de altitud blanqueando ciudades como Jaca o Sabiñánigo o el puerto de Monrepós y obligando a restricciones del tráfico pesado y al uso de cadenas en un buen número de carreteras. Por la tarde ha comenzado a subir la cota de nieve y se han ido levantando las restricciones viarias y para este miércoles se espera un frente cálido que pondrá la cota por encima de los 2.000 metros para volver a bajar a partir de mañana.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS IMÁGENES

"Se han recuperado los espesores de hace un mes", ha explicado el delegado en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rafael Requena, quien ha indicado que por encima de los 2.000 metros se acumuló entre el lunes y el martes más de un metro de nieve.

En la Jacetania, el temporal ha alcanzado a toda la comarca, incluyendo Jaca, cuyas calles han registrado una fina capa. La nevada ha dificultado por la mañana el tráfico en la N-330 entre Castiello de Jaca y Candanchú y también en la A-176 entre Hecho y Ansó, pero por la tarde ambas presentaban un buen estado.

La nieve ha sido bien recibida por las estaciones de esquí del valle del Aragón, que esperan mejorar sus dominios esquiables para el fin de semana. Candanchú sumó más de 20 centímetros en una jornada desapacible y Astún tuvo que cerrar sus instalaciones a causa del fuerte viento. En cambio, las últimas nevadas permitieron reabrir el espacio de esquí de fondo de Le Somport.

En la comarca del Alto Gállego, la nieve ha llegado hasta localidades como Sabiñánigo, Biescas o Yebra de Basa a primera hora de la mañana. Después cayó agua-nieve y por la tarde incluso lució el sol. Por la mañana, ha sido obligatorio el uso de cadenas y se ha prohibido el tráfico de vehículos pesados en la A-2606 de Escarrilla al Balneario de Panticosa y de Sallent de Gállego a el Portalet, así como en la A-1604 desde Lanave a Boltaña. El Servicio de Protección Civil ha acudido con los quitanieves a limpiar varios accesos a pueblos.

En las estaciones de Aramón Formigal-Panticosa habían caído de media desde el lunes 35 centímetros. Además, el descenso de temperaturas les ha permitido producir más nieve artificial. Formigal ha abierto con 90 kilómetros esquiables pero a medio día ha cerrado una parte debido al viento. La de Panticosa, que había permanecido cerrada el lunes, abrió ayer con normalidad.

También las estaciones del Valle de Benasque, Aramón Cerler y Llanos del Hospital, han recibido nuevas precipitaciones de nieve por tercera jornada consecutiva. Sin embargo, la nieve apenas ha cuajado por debajo de los 1.100 metros y tan solo ha blanqueado durante la mañana poblaciones como Benasque, mientras que a cotas bajas ha llegado en forma de ventisca.

En Cerler se han acumulado unos 20 centímetros de nieve fresca en cotas altas, ya que aunque el viento ha soplado con intensidad, llevaba nevando desde la madrugada del domingo. Las bajas temperaturas, además, han permitido reanudar la fabricación de nieve en cotas bajas y mejorar la calidad de las pistas para al fin de semana, que coincide con el puente de la Cincomarzada en Zaragoza.

La estación ha funcionado con normalidad y ha ofrecido 55 kilómetros esquiables aunque el nivel de riesgo de aludes ha subido a notable en el complejo.

Llanos del Hospital también ha amanecido cubierto y nevando ligeramente y de forma intermitente. Desde el domingo llevaba acumulados 30 centímetros de nieve y este martes ha abierto con 8 kilómetros esquiables repartidos en dos pistas en una jornada en la que los termómetros cayeron hasta los 5 grados bajo cero.

Requena ha adelantado que, además del frente cálido, este miércoles habrá menos precipitaciones y que, aunque en cotas bajas podría haber lluvia que dañe las capas acumuladas en los últimos días en las estaciones de esquí, "a partir del jueves comienza a bajar y a nivel de las estaciones volverá a nevar". Además, ha añadido "el viernes baja a 1.000 otra vez y habrá bastantes precipitaciones en forma de nieve en todas las cotas".

Etiquetas