Aragón

VIOLENCIA SOBRE LA MUJER

Condenado a trabajos a la comunidad por lanzar un cuchillo a su esposa

La sentencia fija 38 jornadas por lo sucedido en una discusión en un pueblo de Teruel

Condenado a trabajos a la comunidad por lanzar un cuchillo a su esposa
Condenado a trabajos a la comunidad por lanzar un cuchillo a su esposa
H.A.

TERUEL.- El magistrado del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Teruel ha condenado a un hombre, padre de tres hijos menores de edad, a 38 jornadas de trabajo en beneficio de la comunidad por un delito de violencia contra la mujer, en su modalidad de amenazas, por lanzar un cuchillo a su esposa durante una discusión.

En la sentencia, se consideran hechos probados que este jueves, 5 de marzo, a las 7.45 horas, tuvo lugar una discusión en el domicilio familiar, ubicado en una "pequeña localidad de la provincia de Teruel.

En su transcurso, el hombre profirió insultos contra la mujer y le amenazó con matarla, además de que le lanzó un cuchillo de cocina que llevaba en las manos, que no llegó a impactar en el cuerpo de la víctima.

En el fallo, el juez condena a este hombre a la pena de 38 jornadas de trabajos en beneficio de la comunidad y a la privación del derecho a la tenencia y porte de arma por un periodo de tiempo de ocho meses.

Igualmente, le impone la prohibición de aproximarse a distancia inferior de 50 metros a su mujer, así como al domicilio, lugar de trabajo o estudios y, en último término, a lugares que frecuente ella, con quien tampoco puede comunicarse por cualquier medio sea informático, telefónico, telegráfico, por carta o cualquier otra vía posible durante seis meses.

Además, a través de un auto, el juez establece medidas civiles según las cuales si bien la patria potestad será ejercida de forma conjunta por ambos progenitores, la guarda y custodia de los tres hijos comunes menores de edad se atribuye a la madre.

El hombre podrá disfrutar de un régimen de visitas de sus hijos en fines de semana alternos, desde la salida del colegio hasta las 20.00 horas del sábado, salvo del más pequeño de los menores, de siete años, que no tendrá derecho a pernocta. Los hijos deberán ser entregados y devueltos por una tercera persona de confianza de la mujer.

En cuanto al uso y disfrute de la vivienda familiar, así como del ajuar doméstico existente en la misma, corresponderá a la mujer, mientras que el pago del alquiler o hipoteca seguirá efectuándose conforme venía haciéndose hasta el momento.

En lo que respecta a la pensión de alimentos a favor de los tres hijos comunes menores de edad, el padre abonará 350 euros mensuales y los gastos extraordinarios necesarios se pagarán por mitades.

Estas medidas de carácter civil tienen una vigencia temporal de treinta días.

Etiquetas