Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR TRUFERO

La campaña trufera finaliza antes y con una producción mermada

Las altas temperturas y la escasez de tormentas marcan una temporada que se cierra este domingo, un día después de la clausura del Mercado de la Trufa de Graus

La campaña trufera finaliza antes y con una producción mermada
La campaña trufera finaliza antes y con una producción mermada
E.F.

GRAUS.- Este sábado día 14 de marzo concluye el Mercado de la Trufa en Fresco de Graus, un día antes de que se cierre oficialmente la campaña trufera en Aragón. El presidente de la Asociación de Truficultores y Recolectores de Trufa de Aragón, David Royo, calificó la temporada que ahora termina de "extraña, sobre todo debido al tiempo", con una producción bastante menor que la pasada y precios variables al por mayor, contenidos en el detalle. Las condiciones meteorológicas marcadas por la escasez de tormentas y las altas temperaturas del verano obligaron a retrasar tanto el inicio de la recolección como el del mercado y han motivado también que la cantidad de trufa se redujera considerablemente antes de lo previsto.

Desde el pasado 13 de diciembre, el Mercado de la Trufa en Fresco de Graus acoge cada sábado en la plaza Mayor la venta de trufa al detalle y por lotes junto a la degustación del producto. En este tiempo, el mercado se ha interrumpido por fechas navideñas los sábados 21 de diciembre y 4 de enero; el 18 de enero (por la presentación del producto en la Casa de Aragón en Madrid) y el 22 de febrero, por el Trufa-te de Boltaña.

Durante este tiempo, se ha disfrutado de una trufa "especialmente aromática", destacó el presidente de los truferos, a la que le costó madurar. "Ha sido una temporada extraña por el tiempo. Ha habido buena trufa, pero ha terminado antes de lo que esperábamos por el calor, que ha bajado la producción". Royo destacó que costó que la trufa adquiriera las condiciones óptimas. "Le costó coger el color a la trufa en diciembre, pero luego maduró deprisa y la producción se concentró en diciembre y enero principalmente. En febrero y marzo la trufa tiene buena madurez, pero se ha reducido mucho en cuanto a cantidad".

La producción no ha sido tan abundante como el pasado año, precisamente, por las condiciones meteorológicas. "No ha sido un año de mucha producción como lo fue el pasado. Calculamos que esta temporada se ha producido entre un 75 y un 80 por ciento de lo que se produjo la anterior y ha estado muy concentrado en los meses de diciembre y enero", insistió el presidente de los truferos.

Respecto a los precios, detalló las diferencias según cantidades y épocas. "Al por mayor han estado un poco variables según las fechas. Respecto a la temporada pasada, algo más altos. En cuanto a la trufa al detalle, si otros años el precio en Graus venía dado por la cotización del viernes en Carpentras (Francia), este año hemos apostado por mantener los precios más bajos, sin oscilación. Desde la Asociación, hemos querido que hubiera un precio estable para que la trufa recién cogida fuera más asequible para el pequeño consumidor". Cabe recordar que el precio máximo fueron los 750 euros el kilogramo de las fiestas navideñas y los 700 del final de campaña, si bien el resto del tiempo ha estado a 600 euros y, en algún momento puntual, a 650 euros.

La mayoría de la trufa ha sido procedente de plantación. "Entre el calor y las pocas tormentas ha habido poca trufa silvestre, salvo en algunos puntos muy específicos", comentó Royo, satisfecho con el ritmo de crecimiento de las plantaciones en la provincia de Huesca, que rondan las 1.700 hectáreas.

Este sábado será el restaurante El Pesebre, que dio el pistoletazo de salida en diciembre, quien cierre -junto a Quesos Benabarre- esta edición del mercado, muy multitudinaria y con cambios respecto a ediciones anteriores. "Estamos muy contentos porque se va incrementando la afluencia de gente. Las charlas que ha llevado aparejadas el mercado, el bueno tiempo y los precios han hecho que haya habido mucha afluencia", declaró aludiendo al incremento de personas procedentes de Francia, que han venido "de propio", dijo.

Aunque el Mercado de la Trufa Fresca de Graus sigue creciendo y luchando por lograr su objetivo de incrementar el consumo nacional, "el gran reto", reconoce que la mayor parte de la trufa recolectada en España se destina a la exportación, en un 80 o 90 por ciento, principalmente a Francia e Italia, desde donde va al resto del mundo, concluyó Royo.

Etiquetas