Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE COVID-19

Amplían la suspensión de las misas a toda la provincia

Los obispados de Jaca y Barbastro-Monzón deciden cancelar las actividades sacramentales

Monzón honra a su patrón San Mateo en la recta final de las fiestas
Monzón honra a su patrón San Mateo en la recta final de las fiestas
A.M.

HUESCA.- Los obispados de Barbastro-Monzón y Jaca siguieron ayer los pasos del de Huesca y dispusieron la suspensión de la actividad sacramental, que incluye misas, bodas, bautizos y funerales, en sus respectivas diócesis a causa de la situación generada por el coronavirus. Quedan así interrumpidas estas celebraciones en todo el Alto Aragón al menos durante dos semanas, el mismo tiempo que dura el estado de alarma decretado ayer por el Gobierno.

Esta medida se une a otras dirigidas a impedir las aglomeraciones que en el caso de Barbastro-Monzón ya se habían determinado el viernes y que en el de Jaca se anunciaron ayer.

El Obispado de Barbastro-Monzón había anunciado el viernes la supresión o aplazamiento de las catequesis, conferencias, encuentros y jornadas programadas hasta el 29 de marzo y la interrupción de las visitas guiadas a la Catedral de Barbastro y otros templos de la diócesis, pero había determinado que las actividades sacramentales continuaran con normalidad.

Ayer, sin embargo, rectificó y suspendió todas las celebraciones de la eucaristía con participación de fieles, incluidas la dominical y las celebraciones de la Palabra que ofician los Animadores de la Comunidad. "Todos los fieles de la diócesis quedan dispensados del precepto dominical y de la próxima festividad de San José", según un comunicado oficial. El obispo Ángel Pérez anima a "vivir una auténtica iglesia doméstica celebrando el domingo con lectura y reflexión del Evangelio en familia". En la medida de lo posible, añadió, las iglesias se mantendrán abiertas para favorecer la visita y la oración personal.

Por su parte, el obispo de Jaca, Julián Ruiz, dictaminó unas medidas muy similares a las que anunció el viernes en la diócesis Huesca, que también encabeza, y conminó a los fieles a participar "espiritualmente de la eucaristía en la televisión o la radio".

El resto de medidas en la diócesis de Jaca incluyen la supresión de las visitas turístico-culturales a los templos, las catequesis, las actividades de las cofradías y asociaciones seglares, la celebración de la eucaristía en las residencias de ancianos, los encuentros previstos en la agenda pastoral diocesana, las reuniones de los consejos y organismos arciprestales y la atención presencial en las dependencias administrativas del Obispado y el archivo diocesano.

Estas restricciones "de carácter extraordinario", indicó el obispo en un comunicado, entraron en vigor ayer mismo y se mantendrán "por un mínimo de dos semanas y hasta nuevo aviso".

Ruiz también instó a la comunidad católica de su diócesis a vivir esta situación "con sentido de la responsabilidad".

Etiquetas