Aragón

DOMINGO - COSAS DE CASA

La Cartuja de las Fuentes y sus grandes revelaciones

Dibujos, fechas y firmas se pueden ver en las paredes del monasterio y en algunas del edificio anexo

La Cartuja de las Fuentes y sus grandes revelaciones
La Cartuja de las Fuentes y sus grandes revelaciones
M.A.

De los muchos hitos históricos que esconde La Cartuja de las Fuentes existe uno casi desconocido y muy importante que uno de sus guías, Alberto Lasheras, lleva varios años analizando. "Se trata de dibujos, fechas y firmas que hemos observado en las paredes del monasterio de la Cartuja de las Fuentes y algunas del edificio, anexo, de obediencias".

Estos grafitis forman parte de un proyecto que dio comienzo hace unos años por Lasheras y Marisa Abardía, fotógrafa artística. "Y que todavía estamos desarrollando", explica Lasheras, quien añade que "La Cartuja tiene mucho por descubrir y enseñar".

Los testimonios de estas paredes revelan identidades de las personas que estuvieron durante la Guerra Civil, cómo utilizaron las dependencias del Cartujo o las huellas existentes en el suelo quemado, impactos de bala a la altura del pecho o sobre figuras religiosas, sobre la veleta original de la torre del campanario, hallazgo en un almacén adyacente al monasterio. "Dicen que el avión se enganchó con la veleta y ésta cayó al suelo con parte del chapitel y, por supuesto, el avión también se estrelló", explica Lasheras considerando que todo ello "se debe estudiar para dar a conocer más a fondo el monasterio".

A través de la inscripción de Modesto Ramón, en la Capilla del Sagrario, se aprecia que los milicianos de la Columna Durrutia estuvieron en La Cartuja, si bien no se ha podido demostrar que constara Buenaventura Durruti.

"Modesto Ramón, de Huesca, Cuerpo de Tren, 121 Brigada, Columna Durruti, 21 de noviembre de 1937", muestra uno de los grafiti, así como la presencia de la infantería "Cataluña, regimiento nº 1 03", con la firma de Miguel Vilamorzo, el 20 de diciembre de 1936.

También se puede observar el diferente uso que tuvieron las capillas del claustrillo, donde un cartel reza "Enfermería", o en otra que se prohíbe la entrada "la reseña 2-G-22, del grupo de caza-bombarderos del general Gallarza, formado por bombarderos trimotores alemanes JU-52, pilotados por españoles o en la parte superior de la Celda Prioral, en una zona habilitada como calabozo, aparecen nombres y fechas de personas que cumplieron pequeños arrestos", señala el guía.

Asimismo, han recogido algunos testimonios de personas que visitan el cenobio, narrando cómo la familia que guardaba la finca tenía escondido al administrador de Casa Bastaras. "Fueron amenazados de muerte si no revelaban su escondite", esto ocurrió en los primeros días del alzamiento militar.

"Hay un informe hecho a Francisco C.M. de Sariñena, que dice "según declaraciones de Mariano Crustán, salió un grupo de Sariñena a Lanaja con el fin de sostener el avance Nacional, en cuya ocasión cogieron a un falangista, asesinándole un catalán que iba en el grupo, de cuyo sujeto nadie da datos", manifestando que fueron a La Cartuja con el propósito de detener al administrador de Bastaras al que no encontraron, siendo detenido posteriormente por la escolta del comisario político del Campo de Aviación de esta villa y, en octubre del 36 fue asesinado en el cementerio por los mismos que le detuvieron".

Además, y gracias a los investigadores y doctores en la Historia del Arte, José Ignacio Calvo Ruata y Elena Barlés, se ha documentado el paso de los dos ejércitos durante el conflicto civil. Desde 1936 a 1938 estuvieron los republicanos, siendo en esta primera época a la que pertenecen todas las pintadas alusivas a la religión, todas ellas criticándola duramente, como en el grafiti: "La religión es la muleta de los estúpidos e ignorantes". También, a esta época pertenecen los destrozos de los símbolos religiosos, como la quema de la talla de la virgen y el fusilamiento de la imagen de la virgen del atrio de la iglesia. Por otro lado, han aparecido gran cantidad de símbolos del ejército popular, como la estrella comunista o frases alusivas al valor de los obreros en lucha. "Muchos de ellos firman, con el regimiento al que pertenecían, lo cual hace posible su futura localización en archivos", manifiesta Lasheras.

Un proyecto que es una instantánea del pasado en el presente y que recoge parte de la existencia en el marco espacio-temporal de La Cartuja de las Fuentes.

Etiquetas