Aragón

ALTO ARAGÓN - AGROALIMENTARIO

Realizan ensayos de cereales de invierno y maíz en la provincia de Huesca

El Gobierno de Aragón ha adjudicado el contrato para abordar pruebas del valor agronómico en siete localidades

Realizan ensayos de cereales de invierno y maíz en la provincia de Huesca
Realizan ensayos de cereales de invierno y maíz en la provincia de Huesca
C.S.C.V.

HUESCA.- El Gobierno de Aragón ha adjudicado el contrato para las labores agrícolas de los ensayos de variedades de maíz y cosecha de cereales de invierno en el conjunto de la comunidad aragonesa a la empresa Agritesen por un importe de 76.145 euros.

Según explica en declaraciones a este periódico Emilio Betrán, director del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal, perteneciente al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, estas tareas "son una parte del trabajo que se realiza para los ensayos de valor agronómico de siembra y cosecha".

El contrato incluye "una evaluación técnica del cultivo en el que se van comprobando diferentes parámetros en distintas localidades de Aragón, entre ellas tres de la provincia de Huesca", explica Betrán.

Durante este trabajo "se siembran variedades que son candidatas a registrarse frente a testigos de alto potencial, y se comprueba si son más productivas o resistentes a enfermedades". De superar esta evaluación "se acaban registrando", por lo que el potencial productivo de las nuevas variedades "es mayor que las registradas hasta el momento".

Para el proceso de evaluación de la siembra y cosecha se utilizan microparcelas de ensayos, en las que se prueban cientos de variedades con el contrato de máquinas específicas destinadas a las labores de siembra y cosecha.

Concretamente en Aragón existen siete ubicaciones donde se siembran estas variedades en colaboración con agricultores y cooperativas, de las cuales tres pertenecen a la provincia de Huesca y están ubicadas en los términos de El Temple, Sariñena y Lupiñén-Ortilla.

"La importancia tanto del cereal de invierno como del maíz en la provincia de Huesca hace que estas tres ubicaciones sean representativas para valorar estas nuevas variedades", explica Emilio Betrán.

En el caso de la localidad de Lupiñén, en la Hoya de Huesca, destaca la importancia del cereal de invierno en la zona.

Por su parte, El Temple, en la ribera del río Gállego, y Sariñena, ubicada en la zona de regadío de Los Monegros, se valoran tanto la cebada de primavera y trigo duro como el maíz.

Además, ante el aumento de la demanda por parte del sector, este año va a ser el primero en el que la Oficina Española de Variedades Vegetales tiene interés en valorar las semillas de soja en Aragón, concretamente en la provincia de Huesca, explican desde el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal.

Este organismo colabora estrechamente con la Oficina Española de Variedades Vegetales del Ministerio de Agricultura en la valoración de estas nuevas variedades para ofrecer a los agricultores semillas adaptadas a sus necesidades con el fin de aumentar la rentabilidad de sus explotaciones.

Según el director de este centro dependiente del ejecutivo autónomo, "el ensayo de valor agronómico tiene por objeto comprobar que las variedades candidatas a ser registradas superan a las variedades de alto potencial que se utilizan como testigos".

Para ello son evaluadas durante tres campañas agrícolas en diferentes ubicaciones y distintas condiciones, que permitan concluir que las nuevas variedades superan a las registradas en producción, en calidad o en condiciones sanitarias.

Con este trabajo es fundamental que se evalúen las variedades en diferentes localidades y así poder registrar material vegetal adaptado a las condiciones agroclimáticas de la comunidad aragonesa.

De este trabajo se encarga el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal que realiza las labores de siembra, evaluación técnica y recolección de estos ensayos.

TRABAJO CON AGRICULTORES Y COOPERATIVAS

Las siembras de estas variedades se realizan en colaboración con agricultores y cooperativas en El Temple, Sariñena y Lupiñén, a los que hay que sumar los ensayos en Visiedo (Teruel) y Sádaba, Ejea de los Caballeros y Zuera, en la provincia de Zaragoza, informa Emilio Betrán.

En estas siete ubicaciones hay 892 microparcelas, de las cuales 240 son de cebada de invierno, 32 de cebada de primavera, 272 de trigo duro, 200 de trigo blando de invierno, 92 de trigo blando de primavera y 56 de triticale.

Además del cereal de invierno, también se valoran nuevas variedades de maíz sembradas en las provincias de Zaragoza y Huesca, con un total de 138 variedades repartidas en 552 microparcelas de ensayos.

Etiquetas