Aragón

CRÍTICAS

Ceoe y Cepyme rechazan de plano que se prohíba despedir

Ambas organizaciones consideran que la medida impedirá la recuperación

Ceoe y Cepyme rechazan de plano que se prohíba despedir
Ceoe y Cepyme rechazan de plano que se prohíba despedir
CEOSCEPYME

HUESCA.- La Confederación de Empresarios Ceoe-Aragón y la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Cepyme- Aragón rechazan de plano las medidas que recoge el Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, de prohibir el despido mientras dure el estado de alarma.

Ceoe-Aragón califica de "grave error" y de "mazazo a las empresas y su supervivencia" las nuevas medidas que -considera- "van a entorpecer notablemente, si no impedir, una rápida recuperación económica de España y Aragón".

A juicio de los empresarios aragoneses, en un momento en el que la gran mayoría de empresas y autónomos están luchando para evitar el cierre de sus negocios, que supondría la pérdida tanto de los empleos que sustentan como de las posibilidades de recuperarlos o aumentarlos en un futuro, "poner trabas a la imprescindible flexibilidad para lograrlo es una equivocación muy peligrosa que, además, pone a nuestras empresas y nuestra economía en una situación aún más débil en un contexto internacional que avanza en la dirección opuesta". Por ello -añade-que esas medidas son contraproducentes para la salud de las cuentas públicas y la confianza de los inversores, "que son fundamentales para la estabilidad financiera y la recuperación económica de este país".

Ceoe Aragón asegura que la voluntad de las empresas y las organizaciones que las representan ante esta crisis es, "por encima de todo, sostener en lo posible la actividad económica y el empleo, además de contribuir con grandes muestras de solidaridad a la lucha contra la pandemia. Frente a ello, la desconfianza hacia las empresas que refleja el Real Decreto Ley es totalmente injusta y solo puede obedecer a postulados ideológicos que demuestran grave desconocimiento de la realidad y el funcionamiento económico".

Por ello, Ceoe Aragón reclama que el Gobierno reconsidere estas medidas y retome el diálogo con los agentes sociales para lograr, con la imprescindible colaboración de todos, articular medidas que realmente contribuyan a la conservación de la actividad económica, las empresas y el empleo, "que debe ser el objetivo común junto a la superación de la emergencia sanitaria".

Del mismo modo, Cepyme Aragón muestra su "total desacuerdo" y alerta de las consecuencias que esta medida podría suponer para la recuperación económica. "No se podrá despedir, pero no se pagarán los salarios, y ello conllevará un resultado peor: el cierre de empresas", advierte la organización.

Cepyme asegura que si se limitan temporalmente los Erte al final del estado de alarma estos expedientes se acabarán convirtiendo en ERE.

"El Gobierno -añade- tiene que entender que la recuperación no va a producirse en forma de V sino de U, es decir, lentamente. Hay que ser realistas y asumir que cuando finalice el estado de alarma la sociedad va a seguir teniendo miedo de contagiarse y, por lo tanto, de volver a sus hábitos de consumo".

También considera que este momento no es para prohibir a las empresas, sino para ayudarlas. "Tomar medidas para apoyarlas y recordar que es nuestro tejido empresarial, especialmente las pymes, el que está soportando esta crisis con mayor fuerza, intentando evitar echar el cierre de sus negocios y sosteniendo, como puede, el empleo para que cuando todo esto acabe, se sigan manteniendo el mayor número de puestos de trabajo".

Cepyme propone que deberían tomarse medidas como en Dinamarca, donde para evitar los Erte se apuesta por un pago directo a las empresas de hasta el 75% de los salarios, evitando intermediarios y pérdida de tiempo".

Etiquetas