Aragón

ALTO ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

Ángel Fernández, de Pescados Óscar: "Algunos lo agradecían pero a otros les daba miedo, y ya no vamos"

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Ángel Fernández, de Pescados Óscar: "Algunos lo agradecían pero a otros les daba miedo, y ya no vamos"
Ángel Fernández, de Pescados Óscar: "Algunos lo agradecían pero a otros les daba miedo, y ya no vamos"
V.L.

HUESCA.- Los pescateros Ángel Fernández y su hijo Óscar, de Sabiñánigo, ya no recorren los más de 50 núcleos por los que cada semana repartían pescados y verduras, principalmente, pero también carnes y otros muchos productos alimentarios en sus furgonetas refrigeradas. En este momento, en el que parece más necesario que nunca este servicio, especialmente para los mayores de los pueblos, hay ayuntamientos que han prohibido la venta ambulante, y no solo los mercadillos (estos por supuesto), sino incluso la camioneta que llega sola y sirve al aire libre.

Pero el cese de la actividad en muchos sitios no se debe exclusivamente a la norma. "Hemos dejado de ir por falta de confianza. Algunos vecinos lo agradecían, pero a otros les daba miedo, y ya no vamos", indica Ángel Fernández, de Pescados Óscar. "La primera semana seguimos las rutas, pero vimos que era mejor dejarlo. Además, ayuntamientos como el de Sallent o Torla lo prohibieron", comenta.

Por todo ello, esta empresa que también tiene tienda en Sabiñánigo tomó la decisión de cerrar y presentar un ERTE para los cuatro trabajadores, ya que además de Ángel, trabaja su mujer, su hijo y otra chica. "Si no teníamos que comprar para todo el volumen que repartimos por los pueblos, no nos merecía la pena", indica. "A pesar de que estamos solos y al aire libre, que a veces puede ser más peligroso comprar en una gran superficie, vimos que había desconfianza"; indica, quizá por desplazarse de un pueblo a otro.

Este es un servicio especialmente para la gente mayor que les hacía prácticamente toda la compra porque no tiene posibilidades de desplazarse. Ahora, tendrá que hacerlo o contar con la ayuda de hijos o de los servicios sociales. Y es que recorrían muchos núcleos en los que apenas hay vecinos con varias rutas por Latre, Javierrelatre, Caldearenas, Anzánigo, La Peña, Triste, Salinas...; Embún, Jasa, Javierregay o Aragüés del Puerto; Borau, Aratorés, Aísa, Esposa...; Santa Cilia, Santa Engracia, Berdún, Sigüés...; Gavín y el valle de Broto hasta la ribera del Ara, donde paran en Ligüerre y Borrastre, por ejemplo. No obstante, la seguridad en estos casos es lo primordial.

Por ello, en Plan prefirieron prohibir este tipo de servicios de pescado y fruta con los que también contaban. "A nosotros no nos hace falta porque tenemos de todo: una panadería y dos tiendas", argumenta de alcalde, José Serveto, que también optó por esta medida por razones de seguridad. Sin embargo, a San Jorge, en el término de Almudévar, todavía se desplazan los panaderos de Tardienta, lo que permite que los mayores no tengan que salir.

Etiquetas