Aragón

DOMINGO - PUEBLOS LLENOS DE VIDA

Alcampell: Ejemplo de núcleo sencillo con todos los servicios

Nuevas familias se han instalado por la mayor oferta de empleo en La Litera

Alcampell: Ejemplo de núcleo sencillo con todos los servicios
Alcampell: Ejemplo de núcleo sencillo con todos los servicios
E.M.

Alcampell aglutina algo más de 600 habitantes y en los últimos tiempos ha visto cómo nuevas familias se instalaban en la localidad gracias a la gran oferta de empleo que ha experimentado la comarca de la Litera en contraposición a la despoblación del medio rural.

Este núcleo se encuentra situado en la entrada a la zona de la Litera Alta "donde el paisaje ya es más montañoso, agreste y aglutina los característicos cultivos de secano tradicionales como el cereal, olivo y almendro", explica Iván Facerías, concejal de fiestas de Alcampell.

Su topónimo nos lleva a engaño, pues Alcampell ("campell", campo pequeño) cuenta con una superficie en torno a los 58 kilómetros cuadrados. "Nada más entrar en la población, nos sorprenden una calle llena de vida; es el mediodía, y padres y niños emprenden el camino del colegio hacia sus casas", cuenta.

La población mantiene servicios básicos como sus tres tiendas de comestibles, estanco, mercería, un par de carnicerías, un par de panaderías, farmacia además de consultorio médico diario, colegio, escuela infantil, biblioteca, bar social y centro de día. Además, cuenta con un pub que "suple la tranquilidad de entre semana los viernes y sábados por la noche".

Iván Facerías subraya el encanto de "una población rural y sencilla, sin demasiados artificios" y como parada obligatoria la iglesia parroquial, levantada en el siglo XVI y que constituye un bello ejemplo de arquitectura mudéjar, uno de los pocos que podemos encontrar al norte del Ebro.

En sus calles se pueden contemplar algunas casas señoriales, pilarets dedicados a diferentes santos, los restos de un antiguo molino harinero o los de la antigua ermita de Santa Margarita. Además el visitante puede dejarse sorprender por algunas muestras de arte urbano (grafitis) que se esconden por diferentes puntos.

Si el visitante se siente con ánimo de alargar el paseo, puede tomar alguna de las rutas patrimoniales. Si la caminata es larga, podremos llegar hasta Pelegriñón, antiguo núcleo hoy despoblado y perteneciente a Alcampell, donde todavía se mantienen en pie las paredes de su iglesia de los siglos XVII-XVIII, sobre una anterior de origen románico. En el camino de vuelta, podremos visitar también los restos del despoblado de Rocafort.

Alcampell cuenta también con restaurante y casa rural, por lo que si la jornada por sus entornos nos resulta agotadora, podremos reponer fuerzas y descansar para continuar descubriendo la Litera.

La vida cultural de Alcampell es muy activa. "Es bastante probable que si lo visitamos en fin de semana nos encontremos con alguna actividad popular programada. Durante el año, se celebran tradicionales hogueras frente a los distintos pilarets, en la víspera de sus respectivos santos", comenta el edil.

Durante la primavera, una intensa programación viste la Primavera Cultural. Mientras que el verano llega con verbenas y actividades organizadas a la fresca. El 20 de julio, por Santa Margarita se celebra la Fiesta Joven, heredera de las antiguas fiestas de Quintos.

El colofón al calendario alcampellense lo ponen sus Fiestas Mayores de San Ramón Nonato, para el 31 de agosto, "un momento sin duda, de mucha fiesta pero también de muchos reencuentros", añade.

Etiquetas