Aragón

DOMINGO - AIRE LIBRE

Una senda entre los almendros en flor accesible a todas las edades

La Caminata en la Flor del Almendro, que parte de Ayerbe, atrae cada año a más gente

Una senda entre los almendros en flor accesible a todas las edades
Una senda entre los almendros en flor accesible a todas las edades
D.C.

Apenas tiene cinco años, pero la Caminata en Flor del Almendro que organizan cada año desde 2016 el Ayuntamiento de Ayerbe y la Asociación Deportiva Padelante ya se ha convertido en todo un clásico. De los 400 inscritos en su primera edición, han pasado a unos 1.500 en la de este año, celebrada el pasado 1 de marzo. Además, tuvieron que rechazar entre 600 y 700 solicitudes más porque no tenían capacidad ni infraestructura para más participantes.

El Consistorio de Ayerbe quería organizar una ruta senderista en la zona para darla a conocer. Y se les ocurrió hacer un recorrido por los alrededores del pueblo en el periodo de floración del almendro, entre febrero y marzo.

"Surgió por poner en valor el territorio a través de un elemento natural como es la flor del almendro, ya que entre Ayerbe, Loscorrales y Loarre hay muchas zonas de almendros plantados o que salen de forma natural a los lados de los caminos", explica el alcalde ayerbense, Antonio Biescas.

Su primera edición contó con una única ruta, de unos 25 kilómetros y unos 500 metros de desnivel. Sale de Ayerbe y va en dirección al núcleo de Loscorrales, pasa también cerca de Jabarrillo y llega hasta el pueblo de Loarre. A continuación se dirige hacia Santa Engracia de Loarre y atraviesa Sarsamarcuello, desde donde baja de nuevo hacia Loarre y Ayerbe.

La senda permite disfrutar no solo de los almendros en flor, sino de los paisajes que ofrece esta zona: panorámicas de las sierras Caballera y de Loarre, del pico Gratal y de la Sierra de Santo Domingo con los Mallos de Agüero. También hay unas excelentes vistas de los pueblos de Aniés y Loarre, así como del castillo de Loarre y del embalse de las Navas.

A partir del segundo año, se añadió la posibilidad de hacer una ruta corta, de 12 kilómetros y un desnivel de cerca de 280 metros, más apta para familias con niños. Este itinerario no llega hasta Loarre, sino que regresa a Ayerbe tras pasar cerca de Loscorrales y Jabarrillo

Durante estos años Ayerbe y los demás pueblos por los que pasa este recorrido han mejorado algunos caminos, pasos de barrancos y de ríos a lo largo de la senda. Aunque su participación va más allá, pues también aportan puestos de avituallamiento, como el de Loarre, en el que se sirvió pan con miel y vino y con voluntarios. Más de 100 colaboraron en la edición de este año en labores de señalización, control del aparcamiento, preparación y reparto de bocadillos en los avituallamientos o servir la comida que se celebra en el pabellón deportivo de Ayerbe tras la caminata. Al menos a una parte de ellos, ya que este año, para que pudiera inscribirse más gente, unos 300 tuvieron que llevarse su propia comida, ya que no había mas espacio en el recinto deportivo.

Además, otras localidades cercanas como Santa Eulalia de Gállego, Murillo, Biscarrués, Nueno o Lupiñén también ayudan aportando material.

A causa de las inusualmente altas temperaturas del pasado mes de febrero, la floración se adelantó y este año los participantes en la cita solo pudieron contemplar en su máximo esplendor la variación que florece de forma más tardía, la conocida como "americana".

Sin embargo, muchos otros senderistas pudieron apreciar en los fines de semanas anteriores, ya que la ruta está señalizada permanentemente para quien quiera hacerla por su cuenta. De hecho, este año, al quedarse tanta gente fuera, los tres fines de semana anteriores la ruta estuvo muy frecuentada . "A toda esta gente que les dijimos que no había plazas para el día 1 de marzo, fueron viniendo durante esas semanas", explica el presidente de Padelante, Alejandro Sarasa.

La ruta de los almendros en flor de Ayerbe no solo se puede realizar caminando. Sus dos recorridos son también aptos para BTT. De hecho, desde el año pasado, en la víspera de la caminata, el Club Ciclista Reino de los Mallos y la empresa Hozona organizan una quedada cicloturista.

Etiquetas