Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

El aislamiento, un "paso atrás" en el control de la plaga de conejos

Asaja y Uaga aplauden la propuesta de Lambán de permitir la caza de ejemplares

El aislamiento, un "paso atrás" en el control de la plaga de conejos
El aislamiento, un "paso atrás" en el control de la plaga de conejos
S.E.

HUESCA.- Las organizaciones agrarias aplauden la propuesta del presidente aragonés, Javier Lambán, de permitir, con el fin escalonado del confinamiento, la caza del conejo para poder controlar la sobrepoblación de la especie y frenar así los daños que en estos momentos está causando en cultivos, principalmente en viñedos y árboles frutales, y en menor medida en cereales.

En Aragón, la declaración del estado del alarma interrumpió abruptamente y dejó en el aire la aplicación del decreto del Gobierno autonómico con medidas extraordinarias de intensificación de la caza para controlar la especie y aminorar los cuantiosos daños registrados en el campo.

El decreto se aprobó en octubre de 2019 y en solo dos meses de aplicación (noviembre y diciembre), se había conseguido que el 66 % de los cotos con sobrepoblación de todo Aragón redujeran un 57% los daños agrícolas. El Ejecutivo autónomo cifró en 118 los municipios aragoneses, 38 de ellos de la provincia de Huesca, afectados por la plaga de conejos.

Ahora, tras este mes de confinamiento en el que no se ha podido controlar la población mediante la caza, el número de animales se ha descontrolado.

Por ello, Fernando Luna, presidente de Asaja Huesca, considera que "se ha dado un paso atrás". "Estábamos empezando a tener controlada en muchos pueblos la población de conejo y en este mes y medio se ha descontrolado totalmente", explica, ya que tras estas semanas de abandono de la caza y con la llegada de la primavera, "los conejos están criando y ahora hay una súper población de conejos pequeños que están arrasando con cereales, viñas y plantaciones nuevas de frutales".

Del mismo modo, Nicolás Aldea, de Uaga, especifica que el daño que causan los conejos es "exponencial" y mientras se controla la población van bajando los desperfectos, "pero cuando no se caza aumenta la población y los daños siguen subiendo". En este sentido, aclara que cuando se caza, la población de conejo no es que disminuya drásticamente, sino que "se controla, se va manteniendo" y ello hace que, por lo menos, los daños en el campo no vayan a más.

Por ello, ambos ven acertada la propuesta que Lambán lanzó el domingo en la conferencia de presidentes autonómicos, ya que recoge la petición que Uaga había trasladado al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Ejecutivo autonómico y Asaja Huesca a la Subdelegación del Gobierno.

Pero los agricultores no solo van a tener que hacer frente a la plaga de conejos, sino que ahora -alerta Fernando Luna-, una vez que empiece la siembra, los corzos y jabalíes "van a hacer muchísimo daño" en las plantaciones de maíz".

Etiquetas