Aragón

PANDEMIA DE LA COVID-19

Aragón trabaja ya en la desescalada

A la espera de conocer los criterios del Ministerio de Sanidad

Aragón trabaja ya en la desescalada
Aragón trabaja ya en la desescalada
G.A.

ZARAGOZA.- La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, ha indicado que ya se ha solicitado a las gerencias de los sectores sanitarios que realicen planes de contingencia, "que luego se unificarán en uno único" del Servicio Aragonés de Salud (Salud) para abordar la desescadala del estado de alarma por la pandemia del coronavirus y a la espera de conocer los criterios del Ministerio de Sanidad.

En rueda de prensa, Ventura ha comentado que se tendrá en cuenta que el sistema sanitario deberá estar "en todo momento capacitado para dar respuesta a nuevos brotes o a una nueva oleada de la epidemia". "Será una vuelta muy paulatina a la normalidad", tanto en la programación de las intervenciones quirúrgicas, como en las consultas de atención primaria y especializada "y siempre contemplando la posibilidad de la reversión a un sistema sanitario capacitado para responder a nuevos brotes que pudieran producirse", ha incidido la consejera.

Por su parte, el gerente del Salud, Javier Marión, ha apuntado que los criterios de desescalada "están todavía por definirse" y para eso se ha creado un grupo de trabajo en el Ministerio de Sanidad y otro en el Departamento, pero "todavía no tenemos todas las indicaciones, todos los criterios claros de cómo se va a hacer". Ha apuntado que es preciso conocer dónde y cuándo se van a realizar las pruebas, con qué material de protección se va a atender a los pacientes según el tipo de patología y si va a haber diferentes circuitos dentro de los centros sanitarios.

También se ha de concretar cómo se van a organiza las consultas en cuanto a llamadas de teléfono y videoconferencias para la atención personal a los pacientes. "Probablemente el funcionamiento de los centros de salud va a cambiar" ya que "nos hemos dado cuenta de que muchas de las consultas se pueden resolver telemáticamente" y "tendremos que trabajar en esa línea", ha esgrimido Marión, además de recuperar la actividad presencial, "también en los consultorios locales".

CLÍNICAS PRIVADAS

El gerente de Salud se ha referido a las clínicas privadas, que forma parte de forma unificada con la sanidad pública del dispositivo para atender la pandemia, y que "conforme se vaya produciendo una desescalada comenzarán, al igual que nuestros hospitales, a normalizar la actividad". Marión ha comentado que siguen atendiendo pacientes con la COVID-19, tanto en planta, como algunas de ellas en UCI y habrá una "desescalada sincronizada del mismo modo para clínicas privadas que para los hospitales del Salud".

En este sentido, la consejera de Sanidad, Pilar Ventura, ha asegurado que "todas las prestaciones que hayan realizado" las clínicas privadas "se las tendremos que abonar", pero "todavía no ha llegado el momento que hayamos hecho las determinaciones económicas".

MATERIAL

El gerente del Salud ha enfatizado que se ha suministrado "material suficiente a todos nuestros hospitales y centros de salud" para que todos los profesionales puedan disponer de él, al margen de que "puede ser que haya puntos donde de manera esporádica pueda no haber llegado por algún fallo en la distribución".

No obstante, "los responsables saben cuál es el mecanismos para reponer sus almacenes" para que esos fallos no se produzcan y en el caso del Hospital de Calatayud ha dicho que su director le ha comunicado que "no ha habido problemas de desabastecimiento" y si en algún momento en alguna unidad ha podido faltar se debe a que "no se ha hecho el pedido oportuno por parte de quien corresponda", ha apostillado Marión.

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, ha remitido una carta al presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en la que le expresa su malestar por la falta de material y equipos de protección en el hospital de la ciudad. La consejera de Sanidad ha subrayado que existe "suministro de material suficiente para que los trabajadores y los profesionales del sistema sanitario tengan los equipos de protección en los supuestos en que los protocolos de prevención de riesgos laborales dicen que tienen que llevar".

Ha concretado que gracias a las aportaciones del Ministerio de Sanidad, empresas y particulares en marzo se han suministrado 1.149.788 mascarillas, frente a las 367.318 de enero, y, en abril, hasta el domingo, día 19, 302.244 mascarillas, de las que 96.408 son con filtro de especial protección. Por otra parte, el gerente del Salud se ha referido a las mascarillas defectuosas detectadas de tipo FPP2, "que se retiraron en su totalidad" y dando instrucciones "claras" para que quienes las hubieran utilizado acudieran a las unidades de prevención de riesgos laborales, habiendo contabilizado cinco hospitales, por lo que se están haciendo pruebas PCR a los profesionales "que dicen que las han usando".

PAPEL DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

El gerente del Salud ha estimado que la atención primaria "está llamada a ser el referente y el punto sobre el que va a pivotar el control de la pandemia de baja intensidad" ya que "lo razonable es que a partir de un momento determinado sigamos teniendo casos de pacientes con COVID-19 que no necesiten ingreso hospitalario". A su entender, deberán ser los equipos de atención primaria "los que puedan detectar esos casos, hagan las pruebas e indiquen cómo tratarlos", derivándolos al hospital si es preciso, y encargándose también del control de los contactos.

El gerente del Salud ha manifestado que los profesionales de atención primaria ya pueden indicar la realización de pruebas PCR "sin ningún problema", cuya toma de muestras se sigue realizando por el 061 y por los dispositivos especiales habilitados en el Hospital Militar de Zaragoza y en la provincia de Huesca. Ha aclarado que esto es así porque "hay escasez de tubos de muestras y de hisopos", necesarios para "preservar el material sustraído", pero "cuando se recupere el mercado", "se realizarán por la enfermería de los centros de salud. Preguntado por los test rápidos en la provincia de Teruel, ha asegurado que todos los hospitales disponen de ellos, así como los centros de salud.

PROFESIONALES

Marión ha dicho que Aragón "es una de las Comunidades autónomas con una media de profesionales por habitante más alta" en atención primaria, con una asignación de 700 tarjetas sanitarias por médico en el medio rural y de no más 1.600 en el ámbito urbano. No obstante, ha aclarado que "si el avance de la situación hiciera que puntualmente en algunos centros o ámbitos hubiera que incrementar" el personal, "en la medida en que estén disponible así lo haremos". Por otra parte, ha informado de que hay entre 20 o 25 profesionales, tanto médicos como enfermeros, desplazados desde los centros de salud a los cinco centros COVID habilitados por el Gobierno de Aragón para atender a personas que viven en residencias y se les ha diagnosticado la enfermedad, pero no requieren ingreso hospitalario, tanto en Huesca, Zaragoza, como Teruel.

INTERVENCIONES

La consejera de Sanidad ha manifestado que después de que haya habido un periodo en el que solo se han atendido las intervenciones quirúrgicas "de riesgo vital" en los hospitales, desde hace 15 días "ya se han comenzado a programas las que son urgentes, pero no vitales". Al respecto, Marión ha recordado que con motivo del decreto del estado de alarma se suspendió toda la actividad quirúrgica programada no urgente y se mantuvieron las operaciones de carácter oncológico y aquellas consideradas preferentes para "evitar que el pronóstico fuera menos favorable".

Tras haber tenido que reducir estas intervenciones "en el pico con más camas de UCI ocupadas", que obligó a usar espacios de los quirófanos y de las áreas de recuperación postoperatoria, "hace unos días se han dado instrucciones a los gerentes" y "se están recuperando" las operaciones urgentes, preferentes y oncológicas.

Etiquetas