Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

El turismo activo prepara su puesta en marcha con seguridad ante el coronavirus

El sector aragonés participa en el diseño de un protocolo para todo el país

El turismo activo prepara su puesta en marcha con seguridad ante el coronavirus
El turismo activo prepara su puesta en marcha con seguridad ante el coronavirus
N.D.P.

HUESCA.- Aunque aún no se sabe cuándo podrán iniciar su actividad las 382 empresas y los 1.500 trabajadores directos del sector, el turismo activo de Aragón está trabajando en perfilar las medidas a adoptar para ponerse en marcha con las máximas garantías de seguridad posibles ante el coronavirus. Para ello, está colaborando dentro de la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (Aneta) en la elaboración de un protocolo higiénico-sanitario enfocado tanto al turista como a la empresa.

La Asociación Turismo Activo de Aragón (TDAragón) entiende que debido a su propia naturaleza, este tipo de actividad turística tiene "muchos puntos positivos" para estar en la primera fase de la desescalada del confinamiento, ya que combina actividad física y naturaleza, al aire libre y en entornos no masificados. "Además, se ha demostrado que esta combinación tiene un gran poder de ayuda psicológica para contrarrestar los efectos del confinamiento sufrido y los estados de ansiedad nerviosa provocados por el mismo", consideran desde el colectivo.

Chus Montañés, secretaria de la Asociación Turismo Activo de Aragón, explica que entre las medidas en las que trabajan está la reducción del número de integrantes de los grupos que realizan actividades o incluso llevar grupos exclusivos; introducir en la limpieza del material productos virucidas - "que van a eliminar los virus", matiza- , además de los habituales como acaricidas, fungicidas, insecticidas...; desinfectar "continuamente" las instalaciones; intentar no trabajar con dinero en metálico sino con tarjetas de pago o en plataformas on line; etcétera.

"Estamos intentando buscar soluciones que sean lo más ecológicas posible, que además de protegernos protejan el medio ambiente", puntualiza Chus Montañés, que insiste en que las medidas son para salvaguardar tanto al cliente como a los trabajadores.

Las fórmulas de protección que finalmente se adopten serán consensuadas en una etapa posterior con la autoridad competente para poder iniciar la actividad con seguridad lo antes posible.

Tras un primer momento en el que el sector del turismo activo en Aragón cifró en el 50% el porcentaje de empresas que tendría que echar el cierre arrastradas por la crisis sanitaria y económica, Chus Montañés señala que hasta que no acabe la temporada no se podrá saber el número exacto. De momento -detalla-, la primavera "ya la hemos perdido" y ahora habrá que ver cuándo podrá arrancar la temporada y cómo se desarrollará el tiempo que esté activa. No obstante, considera que por la propia naturaleza de este tipo de turismo, "la adaptación nos resultará mucho más rápida y sencilla que en otros sectores", al sustentarse en actividades que no están masificadas.

Ahora, se empieza a ver un poco de luz con la desescalada progresiva anunciada por el Gobierno. En este sentido, la secretaria de Turismo Activo apunta que, según las encuestas que se están realizando sobre las intenciones de la gente sobre lo que va a hacer en verano, se está percibiendo que hay ganas de salir, de hacer turismo activo. "La gente tiene muchas ganas de salir, pero como no sabe ni cuándo ni en qué condiciones, no se está atreviendo a hacer reservas", avanza Chus Montañés, que también explica que tras un primer momento de desplome de visitas a las páginas webs de empresas de turismo activo, las entradas han ido aumentado y estabilizándose. Como ejemplo, comenta que en la web de su empresa, las visitas en los últimos treinta días han bajado un 8% con respecto al mismo periodo de tiempo del año pasado.

"La gente no nos ha olvidado, sigue pensando en nosotros", manifiesta con satisfacción.

AYUDAS

Por otra parte, el sector demanda medidas de apoyo económico a la Administración, tanto por los semanas de "parón" que están sufriendo como porque ahora deberán hacer frente a los gastos que supondrá la compra de los equipamientos de seguridad. Por ello, piden la supresión de tasas, la revisión de la incorporación de los empleados afectados por un ERTE y las ayudas a fondo perdido para la implementación de protocolos de seguridad.

Etiquetas