Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR AGRARIO

La cosecha de maíz para consumo humano se prevé superior a la de 2019

Las comarcas de La Litera y Cinca Medio han comenzado con la misma cantidad de siembras tempranas que otros años

La cosecha de maíz para consumo humano se prevé superior a la de 2019
La cosecha de maíz para consumo humano se prevé superior a la de 2019
S.E.

HUESCA.- La siembra temprana de maíz para consumo humano ha comenzado con normalidad en las comarcas de La Litera y Cinca Medio con una producción que se estima similar o ligeramente superiores a la de años anteriores, según las informaciones de productores y agricultores.

En declaraciones a este periódico, Ángel Gibanel, miembro de la Asociación de Maíz de Consumo Humano y Semilla Alfalfa Aragón, recuerda que se considera siembra temprana desde el principio de primavera hasta el 25 de abril.

En su opinión, "el maíz de consumo humano en siembra temprana tiene un mayor rendimiento económico para el agricultor así como para las empresas transformadoras el Grupo Tereos y Liven Agro, que son las más importantes en Aragón." Por su parte Jerónimo Pueyo, agricultor que lleva sembrando maíz de consumo humano desde hace mas de quince años, manifiesta que este año ha sembrando las mismas cantidades que en años anteriores. "Son cultivos que van rotando en cada campaña" en las comarcas de La Litera y Cinca Medio. "Las cantidades son ligeramente superiores a otros años" explica.

Respecto a otro de los cultivos claves en La Litera, como la alfalfa, apunta que "el primer corte se está acabando y las lluvias han añadido dificultad, pero el segundo se iniciará en los primeros días de mayo. Tiene muy buena previsión. Son fijos 6 o 7 cortes cada campaña".

El maíz de consumo humano que se ha sembrado en esta zona de la provincia después de realizar las labores correspondientes es del ciclo 700, al principio de la primavera presentaba una temperatura de la tierra de 10 grados y el 12 de abril de 21 grados después de 14 días de una nascencia del cien por cien.

El abonado se realizó con siete unidades de nitrógeno, siete de fósforo y siete de potasa con un aporte de materia orgánica entre el 25 y el 30 por ciento, a raíz de los resultados de los análisis de tierra, y con una densidad de siembra de 80.000 unidades de semillas por hectárea.

Ignacia de Pano, propietaria de la finca en el paraje Voltori, en el término de Binéfar, lamenta "no haber podido acudir debido al confinamiento a los trabajos de siembra. Resido en Barcelona y me hace especial ilusión ya que es el segundo año que se siembra maíz, hace dos años estos terrenos eran de secano y tuve que invertir parte de mis ahorros para transformarlos en regadío, de lo que me siento muy orgullosa. La verdad es que me emociona poder acudir con cierta frecuencia y disfrutar del terreno".

Según afirma respecto a su estado de confinamiento, "daría un años de mi vida para ver cómo sembraban. Me hubiera gustado, he peleado e invertido mis ahorros. Es la segunda vez que se va a sembrar y espero que haya muchas mas campañas y pueda estar presente en un lugar especial. Mi padre no se creería que ese secano fuera regadío y le haría mucha ilusión. Aunque viva en otra parte mi casa es Binéfar".

Para los meses de septiembre u octubre donde está prevista la cosecha, apunta la propietaria de la explotación, "no me la pierdo por nada. Las lluvias caídas le dan al campo un color muy especial. Cuando resides fuera de Binéfar, con los años consigues llevar a la localidad muy adentro y cada vez voy con más frecuencia. Pienso brindar con una copa de cava cuando llegue la cosecha".

Etiquetas