Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Pilar Bernad, abogada: "No he visto que a nadie le hayan puesto una multa por ir al huerto"

La letrada afirma que no es infracción para alimentarse o cubrir necesidades básicas

Pilar Bernad, abogada: "No he visto que a nadie le hayan puesto una multa por ir al huerto"
Pilar Bernad, abogada: "No he visto que a nadie le hayan puesto una multa por ir al huerto"
S.E.

HUESCA.- Las posibilidades de ir al huerto durante el estado de alarma por la situación de crisis sanitaria de la covid-19 entraña una serie de cuestiones legales que la abogada Pilar Bernad aclara para este periódico. En su argumentación, recalca que estos desplazamientos "quedan permitidos cuando se trata de adquirir alimentos de primera necesidad, por causa de fuerza mayor o necesidad o por cualquier actividad de análoga naturaleza a todas las expuestas en los apartados anteriores".

No obstante defiende que la ley favorece al ciudadano cuando la normativa del artículo 7 del Real Decreto 463/2020, del pasado 14 de marzo, dé lugar a confusiones. "Tanto en el procedimiento administrativo sancionador como en el penal, se comparte un principio muy importante y es que en caso de duda en la aplicación de la norma, esta no puede interpretarse en sentido desfavorable para el ciudadano", destaca.

En el medio rural de la provincia, señala la letrada, la mayor parte de estos desplazamientos corresponden a personas mayores o jubiladas. "No he visto que a nadie le hayan puesto una multa por ir al huerto", comenta, y apela al "sentido común" en la aplicación de la normativa legal por parte de la Subdelegación del Gobierno en Huesca.

En cualquier caso, de incumplirse la normativa, las sanciones establecidas rondan los 600 euros una vez que se levante el estado de alarma. En este sentido recuerda que la pensión mensual en el caso de una persona mayor o jubilada se sitúa entre los 700 y los 800 euros. "Desde ese momento, el ciudadano sancionado puede oponerse y en primer término resuelve la subdelegada del Gobierno", comenta.

En el supuesto caso de que fueran a los tribunales, la letrada considera "que el juez resolverá en favor del señor mayor o jubilado", que ha acudido a su huerto para alimentarse o por necesidad. "Dudo mucho que estos casos terminen en los tribunales", reconoció.

En este sentido, pone como ejemplo la existencia de muchas personas de pueblos que no disponen de tienda o supermercados en sus núcleos y se ven obligadas a desplazarse a sus huertos particulares para recoger alimentos. "Al final proveerse de alimentos en el supermercado y en el huerto es exactamente lo mismo", subraya Pilar Bernad.

En su opinión, estas situaciones "las conoce la Guardia Civil y los ancianos y esperemos que los políticos se den cuenta también".

Respecto a las posibilidades de contagio por coronavirus, se pregunta si existe algún peligro "cuando un anciano sale solo en su furgoneta o caminando hasta el huerto y recoja, plante, riegue o se vuelva para su casa si no se va a encontrar con nadie".

La letrada se muestra agradecida por el apoyo recibido a través de redes sociales, llamadas telefónicas o correos electrónicos sobre las reflexiones sobre el tema. "Se lo agradezco mucho porque estoy haciendo esto pensando en qué puedo hacer por los demás en estos momentos del coronavirus", añade.

Etiquetas