Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las condiciones de reactivación de negocios generan inquietud en la provincia de Huesca

Comercio y hostelería consideran que las medidas no se adecuan a la realidad

Las condiciones de reactivación de negocios generan inquietud en la provincia de Huesca
Las condiciones de reactivación de negocios generan inquietud en la provincia de Huesca
P.S.

HUESCA/SABIÑÁNIGO.- Las condiciones de reapertura de locales de negocios apuntadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, generan inquietud por las enormes dudas que plantean a comercio y hostelería, que ven poco sostenible económicamente abrir con las restricciones de aforo y distancia que planteó el jefe del Ejecutivo en la noche del martes. A falta de mayor concreción, el comercio entiende que son medidas no adecuadas para los pequeños establecimientos, la mayoría del comercio local, mientras que la hostelería advierte de que no son económicamente viables como para invitar a abrir. Quedan aún por resolver cuestiones como la vigencia de los ERTE por causa de fuerza mayor más allá del estado de alarma, además de una cuestión fundamental: las condiciones de seguridad e higiene para la pandemia que deberán afrontar los pequeños negocios.

Así, por ejemplo, la presidenta de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Huesca, Susana Lacostena, señala que la limitación de aforo de locales comerciales al 30 % obligará a muchos de ellos a atender a los clientes de uno en uno. Entiende que sería más factible establecer una distancia prudencia de seguridad. Es necesario conocer con detalle, agregó, las condiciones de seguridad e higiene que serán necesarias para la apertura prevista en una primera fase para el 11 de mayo.

Recordaba Lacostena que el comercio hace frente a dos problemas capitales que no están resueltos. Uno de ello es la necesidad de liquidez y el otro, que la administración resuelva la posibilidad de prolongar los expedientes de regulación temporal de empleo más allá del estado de alarma.

La presidenta de los comerciantes oscenses advertía de que en las condiciones de apertura que se apuntan, será imposible que se reincorporen todos los trabajadores de las plantillas.

Respecto a la situación financiera de los comercios, Susana Lacostena recordaba que el cierre de actividad llegó justo en el momento de cambio de temporada, en una época fundamental para el comercio, con el producto comprado a proveedores. La presidenta de los comerciantes oscenses subrayaba la imperiosa necesidad de reanudar la actividad para poder hacer frente a esta situación, reanudando la venta de bienes y servicios.

Tampoco ve la hostelería las medidas adecuada para la realidad del sector. Carmelo Bosque, presidente de la asociación provincial, se mostraba tajante al señalar que con las condiciones apuntadas por el Ejecutivo, la apertura es imposible en condiciones de rentabilidad.

El plan del Ejecutivo pasa por permitir desde el día 4 de mayo reabrir el servicio de comida para recoger en el local y desde el 11 las terrazas y veladores con un 30 % del aforo, dejando interiores con muchas restricciones para sucesivas fases.

Hablaba de tres condiciones necesarias que deben cumplirse: solucionar el gasto corriente, y especialmente el pago de alquileres, en una situación de continuidad en estos pagos y sin ingresos, aclarar qué sucede con los ERTE cuando acabe el estado de alarma y también las medidas sanitarias que deben afrontar los negocios.

Carmelo Bosque apuntaba que para un bar como los habituales en Huesca, es imposible abrir con aforo al 30 % o sin servicio en las barras. Por esta razón, si no se cambian estos criterios, es partidario de posponer la reapertura hasta que las condiciones sanitarias permitan aforos mayores. Agregaba que se trata la hostelería de un sector que, precisamente, vive de la relación entre las personas.

Carmelo Bosque se mostraba convencido de que las medidas anunciadas las han planteado personas que no conocen el sector en absoluto y recordaba la importancia del mismo, señalando que en Aragón hay 40.000 empleos que dependen del turismo.

Por su parte, Anabel Costas, vicepresidenta de Hospedaje de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de la provincia de Huesca, dice que "no acompañan a la realidad del sector. Pensamos en cómo abrir no en cuándo abrir. Si no hay movilidad, si no hay garantías fiscales, a colación de lo que se había dicho de la flexibilidad de los ERTE en función de la demanda, si no hay garantías sanitarias... la situación es muy complicada". Asimismo, argumenta que tienen "preocupación por la incertidumbre y por la falta de concreción de las diferentes medidas a aplicar, y porque se van a cerrar muchas empresas. Echamos de menos que no se haga caso a las recomendaciones que hace el sector. Nos dicen que somos el pilar de la economía pero lo cierto es que ahora mismo tenemos una inseguridad tremenda".

YZUEL AVISA DE UNA "SITUACIÓN DANTESCA" PARA LA HOSTELERÍA

La patronal Hostelería de España considera que el Gobierno ha contribuido a colocar al sector en una situación "dantesca" por la estrategia seguida durante esta crisis, caracterizada por su "improvisación", y le reclama ayudas en materia de alquileres, financiación y empleo.

"No sé si es por el modelo, por los pactos o por lo que sea, pero la situación es dantesca. Han aplicado eso de ir resolviendo día a día a rajatabla, pero nosotros en estas últimas siete semanas necesitábamos también de alguna certeza", expone su presidente, el altoaragonés José Luis Yzuel.

Con la propuesta de desescalada del Gobierno para el sector encima de la mesa desde este martes, el máximo responsable de la patronal habla ya de "indignación" y de "tomadura de pelo" por las restricciones de aforo que incluye, ya que según sus cálculos no será posible cubrir costes: "No se puede abrir en esas condiciones", asegura Yzuel.

El hostelero altoaragonés exige que se aclare cuáles son los protocolos de higiene a aplicar para poder volver a operar en este período posconfinamiento por el coronavirus: "Nos hubiera gustado hablar con Sanidad, ayudar a quien está trabajando en esto, pero no ha habido manera", lamenta.

"Las medidas de seguridad no creemos que requieran de mucha inversión. Que a nadie se le ocurra comprar mamparas que igual las tiene que tirar a la basura", ha advertido el representante de los hosteleros, quien rechaza de plano la separación física entre comensales de una misma mesa.

En su opinión, una de las claves para el sector radica en las terrazas, donde la sensación de seguridad será mayor, por lo que ha instado a los ayuntamientos a ayudar a bares y restaurantes dando permisos para instalarlas en algunos lugares y ampliarlas en otros casos de forma "transitoria".

Por el contrario, avanza que los más perjudicados serán los bares de menor tamaño, y especialmente aquellos que dependan más del consumo en barra.

Al Ejecutivo le reclama más apoyos en materia de alquiler para que los arrendadores permitan a los hosteleros no pagar al menos una parte de la renta mientras han estado cerrados, pero también renegociar el precio hasta que se recupere la actividad al 100 %.

Etiquetas