Aragón

ALTO ARAGÓN - JORNADA REIVINDICATIVA

Primero de Mayo en casa pero con igual ánimo reivindicativo

UGT y CCOO reclaman que no se pierdan derechos laborales en la crisis

Primero de Mayo en casa pero con igual ánimo reivindicativo
Primero de Mayo en casa pero con igual ánimo reivindicativo
R.G.

HUESCA.- Los sindicatos vivirán este viernes un inédito Primero de Mayo, sin posibilidad de convocar actos masivos y con visibilización a través de las redes sociales. No obstante, mantienen la vis reivindicativa en unos momentos de grave crisis económica y con pérdida de empleo o miles de trabajadores en situación de suspensiones temporales por la pandemia.

Los secretarios provinciales de UGT, Carlos Villacampa, y CCOO, Conchita Giménez, apuntan que a las vigentes reivindicaciones de los últimos años sobre la calidad del empleo o la seguridad laboral, se unen ahora las que tienen como objetivo el refuerzo de los derechos laborales o la situación de los trabajadores más vulnerables o los autónomos.

Carlos Villacampa, responsable de UGT Aragón en la provincia, advertía de que la nueva crisis "no tienen que pagarla los de siempre", aludiendo implícitamente a la recesión iniciada en 2008. Señalaba que el Primero de Mayo es una jornada para reivindicar que la situación derivada de la crisis sanitaria no tiene que suponer una merma de derechos laborales. "A partir de ahora -agregaba- todos tenemos que ser conscientes de que tenemos que remar todos juntos para salir de la crisis, sindicatos, empresarios, partidos políticos...".

Carlos Villacampa indicaba que en estas semanas, los sindicatos mayoritarios en el Alto Aragón han venido manteniendo encuentros y reuniones con los ayuntamientos de la provincia y que han apoyado las medidas que las corporaciones han planteado para sostener el tejido empresarial.

Pero también en estos encuentros -apuntaba- han hecho hincapié en la necesidad de que las ayudas alcancen a aquellos a quienes pueden quedarse al margen; trabajadores más precarizados, aquellos que han quedado en el paro o están en situación de ERTE o los fijos discontinuos, que no van a poder reincorporarse a su puesto de trabajo en estos meses.

Respecto al caso concreto del Alto Aragón, Villacampa apuntaba que los sectores que más preocupan son la hostelería y la restauración, ligados al turismo, así como el comercio.

Por su parte, Conchi Giménez, responsable provincial de Comisiones Obreras, apuntaba que si el Primero de Mayo es una jornada de reivindicación del valor del trabajo, este año se refuerza este objetivo, en un momento de una grave crisis y de máxima incertidumbre.

Será también una jornada, señalaba, para valorar el trabajo que desempeñan aquellos sectores que realizan labores esenciales durante la crisis sanitaria. Apuntaba a los sanitarios, pero también a quienes trabajan en la agricultura, en comercio o en servicios en el hogar, empleos que en muchos casos sufrían precarización y para los que se ha discutido -se lamentaba- el incremento del salario mínimo.

También es un momento oportuno, apuntaba Conchita Giménez, para "reivindicar el valor de lo público", en línea con la valoración que realizaba de la importancia de los trabajadores de la sanidad.

No quería olvidarse de los autónomos o los pequeños empresarios, que están sufriendo también los rigores de la crisis económica que conlleva la pandemia.

Etiquetas