Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Las tallas de San Isidro Labrador no saldrán este viernes a las calles y sólo se celebrarán algunas misas

La pandemia del coronavirus hace que las tradicionales celebraciones en honor al patrón de los agricultorres se hayan suspendido en la provincia altoaragonesa

Las tallas de San Isidro Labrador no saldrán este viernes a las calles y sólo se celebrarán algunas misas
Las tallas de San Isidro Labrador no saldrán este viernes a las calles y sólo se celebrarán algunas misas
P.S.

HUESCA.- Las tallas de San Isidro de muchos pueblos del Alto Aragón no saldrán este viernes por calles y plazas ni acompañarán a sacerdotes y vecinos en la bendición de campos y el reparto de la caridad que todos los años se repiten cada 15 de mayo. Este año, la celebración del patrón de los labradores será, para quienes la festejen, más íntima y entre amigos, porque la pandemia del coronavirus ha impuesto un cambio de hábitos que no escapa a nadie. En algunas localidades se ha optado por mantener la misa, eso sí, respetando el aforo impuesto en el interior de los templos para guardar el obligado distanciamiento físico entre las personas.

La Cámara Agraria Provincial de Huesca ha decidido, finalmente, no realizar la misa que tradicionalmente se oficiaba en la ermita de Salas, en Huesca, a la que seguía la bendición de términos y reparto de torta en la entrada de la ermita. El presidente de la Cámara, Jesús Escario, recuerda que el de San Isidro es un "día de encuentro y de distensión", además de ser una jornada para dar gracias y de pedir por una buena cosecha. Por eso, dice, si no estuviéramos en plena pandemia por la covid-19 sí se celebraría el día patrón de los agricultores.

Otra localidad donde la celebración de San Isidro está muy arraigada es Almudévar, donde sí se mantiene la misa en la iglesia de la Asunción, a las 12 horas. El alcalde de la localidad, Antonio Labarta, explica que al oficio religioso asistirán una representación de la corporación municipal, las mairalesas y un número de vecinos hasta completar el aforo máximo permitido, que no llega a 70 personas. Quienes van a acudir han tenido que inscribirse previamente y, como medida de prevención, el cura ha sustituido los bancos por sillas. Lo que no se hará este año será la procesión a la ermita de la Virgen de la Corona, el reparto de magdalenas y vino, la bendición de campos ni la comida popular.

En el núcleo de Valsalada, que celebra para estas fechas sus fiestas pequeñas, también habrá únicamente misa, a las 10 horas, y con asistencia limitada a 20 personas.

En Somontano, una comarca donde San Isidro se festeja en muchas localidades, la festividad se limitará este año a misas en Berbegal, Huerta de Vero, El Tormillo y Lagunarrota, y bendición de términos en Huerta de Vero, El Tormillo, Lagunarrota y Laluenga. En cambio no se celebrará en Salas Altas ni en Salas Bajas donde no se condimentará el tradicional Recao de San Isidro.

Y en Monegros, la romería y fiesta de San Isidro es una de las más esperadas en la capital monegrina y su Ayuntamiento es muy consciente de que este año va a ser muy diferente. "Junto con la Agrupación de Peñas, Amigos de la Ermita, Asociación de Mujeres y Consumidores, Ampas, Escuela de Música, empresarios y otros colectivos estamos desarrollando varias actividades", explica el alcalde, Juan Escalzo, sobre varios concursos que se están llevando a cabo en las redes sociales.

Entre estas iniciativas sobresalen el concurso de decoración de balcones, el de dibujos sobre este día, otro de refranes alusivos a San Isidro. "Todos ellos se van a realizar a través de Whatsapp y Facebook y de momento hay muchos participantes", confirma Escalzo. Asimismo, destaca que "no es un día festivo", y recuerda que "el Ayuntamiento anuló la celebración". "Pedimos prudencia y mucha responsabilidad", explica el edil, recordando a los sariñenenses "que estamos en estado de alarma y sólo hemos pasado a la fase 1".

Por otra parte, el recinto de la Cartuja de las Fuentes permanece cerrado al público y siguen suspendidas temporalmente las visitas guiadas. Por tal motivo no se oficiará la misa que cada 15 de mayo se ofrecía coincidiendo con la romería de San Isidro, dado además que el Ayuntamiento de Sariñena ha suspendido la festividad de ese día en el municipio, y por ende, los actos que por tal motivo se celebraban.

Asimismo, la crisis sanitaria ha provocado la suspensión de romerías y fiestas con motivo de San Isidro en Bajo Cinca. En Fraga, la fiesta se celebraba en el marco de la feria de Mercoequip que no se celebra este año. En Torrente y en Ballobar se suspendieron las romerías a las ermitas de San Salvador y de San Juan, respectivamente. También en Osso de Cinca se ha suspendido la comida popular y la procesión por San Isidro.

En el Alto Gállego, agricultores y ganaderos del municipio de Sabiñánigo este año tendrán una celebración diferente de la festividad de San Isidro. La covid-19 impide juntarse y por tanto la comisión del municipio de Sabiñánigo organizadora de este evento ha decidido enviar este mismo día de la celebración un video con la imagen del santo, un saluda de la comisión organizadora de la fiesta, una oración alusiva a San Isidro recitada por el cura párroco de Sabiñánigo José Manuel Pérez, y no faltan las coplas que estos años se cantan después de la comida de hermandad y que sirven a modo de balance del año en el sector del campo.

La comisión organizadora había pensado en la bendición de los términos desde la ermita de Santa Lucía, en Cartirana, pero la normativa en esta situación de pandemia impide realizar dicho acto.

SIN PROCESIÓN EN JACA

En el caso de Jaca, la Hermandad de la Oración de Jesús en el Huerto se suele encargar de organizar el programa de actos del día de San Isidro. La pandemia de coronavirus impedirá llevar a cabo la tradicional procesión en la que la talla del santo recorre el casco histórico, junto a los Danzantes de Santa Orosia, la escuadra de Labradores del Primer Viernes de Mayo y las autoridades.

En Ribagorza, San Isidro no se celebrará este año debido a la crisis del coronavirus. Ni Graus ni Capella ni Castegaleu, entre otras poblaciones, desarrollarán los programas habituales con motivo de esta festividad.

En Graus, mosén Ignacio Cardona confirmó que no habrá misa de San Isidro ni en la parroquia ni en la Virgen de la Peña, donde suele celebrarse. Un espacio que todavía no ha sido preparado para el culto tras la reapertura.

Por su parte, Capella ha suspendido la tradicional celebración que suele realizarse y que incluye bendición de tractores y maquinaria agrícola, en el entorno del puente medieval.

Tampoco Castigaleu celebrará su tradicional romería a la ermita de San Isidro. El alcalde, Higinio Ciutad, explicó que los fieles superan las 10 personas permitidas. Además, el párroco, que estaba de visita en su país natal, Colombia, todavía no ha podido regresar por el cierre de fronteras debido a la pandemia.

Etiquetas