Aragón

ALTO ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

Cristian Dueso: De vender piezas de moto con 15 años a epis, y mucho antes de la pandemia

#CONTRALADESPOBLACION

Cristian Dueso: De vender piezas de moto con 15 años a epis, y mucho antes de la pandemia
Cristian Dueso: De vender piezas de moto con 15 años a epis, y mucho antes de la pandemia
M.B.

HUESCA.- Compró una moto vieja por 30 euros, la vendió por piezas por internet y en una semana había ganado 700 euros. Cristian Dueso tenía entonces 15 años y, a los 19, con lo que había ahorrado con ese sistema, se sacó el carné de conducir y aún le sobró. "Mi madre me dijo que en casa ya no entraban más motos, pero no me especificó nada más así que...", relataba. Con el dinero que le había quedado creó una tienda virtual de venta de ropa y otros materiales de seguridad laboral: epis-services.com. Sí, epis, ese acrónimo que desgraciadamente, tan popular e imprescindible se ha hecho en esta pandemia del coronavirus. Un visionario que tiene ahora 23 años y que, a este ritmo, ensombrecerá el mito del garaje de Steve Jobs. Su negocio ha crecido un 100 % cada año, desde que abriera el 1 de agosto de 2016. Y sigue en expansión.

Con todo, "si no hubiera pasado esto, me hubiera ido mejor, porque hemos vendido muchas mascarillas, pero nada de otros epis o vestuario laboral", resalta. Precisamente, esta última es una de sus líneas de crecimiento, ya que personalizan los equipos, para lo que van a invertir en una máquina de serigrafiar. De este modo, darán el servicio completo con los diferentes sistemas de marcaje por estampación, bordado...

Para este proyecto de ampliación, ha solicitado ayuda a los fondos Leader. Con la inversión de 10.000 euros que conlleva, podría recibir un 30 %. "Están muy bien, pero también soy crítico. Te ayudan a la puesta en marcha, pero si no tienes recursos al margen, es muy complicado. Tendrían que enfocarlas más para el que lo necesita para empezar. A mí si me la dan ahora me va muy bien, pero cuando empiezas el apoyo aún tendría que ser mayor", indica.

En casi cuatro años que lleva prestando servicio con esta empresa han cambiado mucho más cosas. Si vendiendo piezas de moto restauradas cuando iba al instituto aprendió mucho de cómo aumentar ventas en la red, ahora ya conoce todavía más. "Cuando tienes poca edad, tienes muchas ganas y una idea lejana de lo que quieres hacer. Ahora, tengo un modelo de negocio y unos objetivos que vamos cumpliendo año a año", indica.

Eso sí, nada llega sin esfuerzo, advierte. Aunque su historia suene bonita, "no es suerte, sino el trabajo diario de 15 horas de lunes a domingo", indica como impulsor de esta idea que emplea a otras dos personas y a una tercera que se incorporó justo dos semanas antes del inicio del confinamiento. Y siguen trabajando todos.

"No hemos parado y encima hemos buscado directamente un importador de mascarillas y una empresa que nos ha fabricado mascarillas de algodón 100 % para nosotros", comenta Dueso. Además, con el cierre de otras empresas de ropa de trabajo, aunque parezca difícil, han hecho más clientes en este tiempo.

Su fuerte es el mercado aragonés, aunque también tiene clientes de otras partes de España e incluso en Portugal. Eso sí, su idea es continuar su crecimiento en Sariñena, aunque admite que lo tendría más fácil en Huesca o Zaragoza donde hay naves vacías y podría conseguir alquileres más baratos. De todos modos, su apuesta desde el inicio es clara: vivir en el medio rural, y en Sariñena.

Etiquetas