Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

La caza y pesca, a punto de reanudar su actividad en la provincia de Huesca

Las federaciones esperan a conocer en el BOE la regulación que se establece

La caza y pesca, a punto de reanudar su actividad en la provincia de Huesca
La caza y pesca, a punto de reanudar su actividad en la provincia de Huesca
J.P.M.

HUESCA.- El anuncio de que la caza y la pesca son dos de las actividades permitidas a partir de este lunes 18 en la fase 1 de desescalada es acogida con optimismo desde los diferentes colectivos. No obstante, esperan que las condiciones legales para su reanudación queden plasmadas en breve en el Boletín Oficial del Estado.

Fuentes del Departamento de Agricultura del Gobierno de Aragón realizan a priori una valoración positiva del anuncio del Gobierno central de permitir la caza y pesca a partir de este lunes, aunque recuerdan que desde el ejecutivo autónomo "ya nos adelantamos con la publicación de una orden que permitía la caza por los daños que las especies cinegéticas causan en los cultivos, preservar la sanidad animal en la ganadería y los riesgos que incluso entrañan para la población como es el caso de los accidentes de tráfico".

A su vez, apelan a "la responsabilidad de los cazadores al hacer uso de la actividad de acuerdo a las normas establecidas".

En declaraciones a este periódico, el presidente de la Federación Aragonesa de Caza, Fernando Tello, recuerda que en esta fase 1 no haya movilidad entre provincias. En cualquier caso, con esta apertura de la actividad cinegética, "los cazadores nos vamos a alegrar".

Durante esta primavera, "la caza que se realiza es a rececho o a la espera para las especies del corzo, cabra y sarrio", en las que participan uno o dos cazadores. "El peligro de contagio es absurdo al realizarse en un medio absolutamente solitario, y en el que, si hay más gente, los animales huyen", valoró el responsable de la Federación Aragonesa de Caza.

Según Tello, durante esta situación de confinamiento "los animales han perdido el miedo a las zonas periféricas de las ciudades. Y las poblaciones de corzos, al quedarse sin control, han empezado a comerse las cortezas y los brotes de los árboles frutales por lo que estos se secan y hay que plantar otros".

En este caso, señala, "la caza es necesaria en un medio ambiente muy humanizado por lo que no se pueden dejar las especies a su libre albedrío".

Por parte de la pesca, el análisis de la situación también estará supeditada a su publicación en el BOE, como así informa el vicepresidente de la Federación Aragonesa de Pesca y Cásting, José Pablo Manau. "Mientras no veamos las normas no sabemos a qué atenernos", matizó. Por este motivo, prevé que, de seguir su curso la situación, la pesca pueda reanudarse en la fase 2 de desescalada, para el lunes 25.

Recuerda que la temporada de pesca comenzó el tercer sábado de marzo, "y nadie ha pescado al establecerse el estado de alarma y no poder salir".

Por el abundante caudal que presentan los ríos de la provincia actualmente, reconoce que será difícil la pesca en estos momentos aunque aventuró una "buena temporada".

"No se ha molestado a los peces, hay mucha trucha en los ríos", dijo y recalcó que los pescadores "podrán disfrutar de la temporada", especialmente entre los meses de julio y octubre.

También se refirió a las protestas de las federaciones de que se permitiera entrenar a los deportistas federados, menos en las modalidades de caza y pesca. En cuestiones de seguridad, la actividad de la pesca tampoco presenta problemas por las distancias establecidas por el reglamentos entre pescadores.

Según recuerda Manau, "el reglamento del Plan General de Pesca de Aragón establece que hay que mantener una distancia mínima de 10 metros entre pescadores para la trucha, y en ríos de hasta 25 metros". A todo ello, se une que "los ríos no están tan masificados como hace 20 años".

Destacó la situación inmejorable del embalse de Arguis con las reservas llenas que favorecerá las repoblaciones a finales de mayo. En el resto de sueltas, las realizadas con huevas embrionadas, tuvieron lugar en los ríos hasta marzo. Y la introducción de alevines en los cauces fluviales está previsto que se realice a partir del mes de junio junto a la administración autonómica.

Etiquetas