Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Semana de reinicio moderado de la actividad en comercio y hostelería

Algunos de los establecimientos destacan la llegada progresiva de clientes a la vez que extreman las medidas sanitarias de higiene y desinfección en el estado de alarma para evitar contagios

Semana de reinicio moderado de la actividad en comercio y hostelería
Semana de reinicio moderado de la actividad en comercio y hostelería
R.G.

HUESCA.- La actividad económica de comercios y terrazas en la provincia ha comenzado en la primera fase de desescalada con una apertura que en líneas generales se caracteriza por ser moderada, aunque los empresarios empiezan a percibir signos de recuperación progresiva por las compras de los vecinos en sus municipios.

Según la encuesta que la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja) elaboró con los establecimientos que estuvieron operativos la semana pasada, el 52 % retomó su actividad en los primeros días y al final, fueron dos tercios. Los resultados económicos "fueron malos o muy malos" para el 88 %.

La excepción fueron negocios de hostelería que "no hicieron el agosto, pero tuvieron algo de actividad, al contar con terrazas grandes", como explicó la presidenta de Acomseja, Loreto García, que añadió que "por las mañanas hubo más ambiente y por la tarde todo se vio más apagado, en parte por el mal tiempo". Esta semana suben las temperaturas y espera que "la gente se anime a salir más".

"La gente todavía tiene miedo a salir. Los vecinos de 25 a 40 años han salido de forma masiva, pero el resto están preocupados", según la empresaria, que recuerda que el comercio "está concienciado y preparado con todas las medidas".

El uso obligatorio de la mascarilla en espacios públicos lo ve bien "para dar seguridad" de cara a la fase 2, cuando se producirá la apertura del interior de la hostelería, lo que "supondrá un empujoncito más".

Según Loreto García, "esta crisis no es como la de 2008, cuando la austeridad fue muy importante". "Ahora, la clave es el consumo", indicó la empresaria, que agregó que en Jaca "está en juego la economía de muchos".

En la comarca del Alto Gállego, según la Asociación de Empresarios Pirineos Alto Gállego (Aepag), han abierto esta semana un 85 por ciento de sus socios en establecimientos comerciales, y unos 20 bares, explica la gerente de la entidad, Ana Castillo. "Parece ser que la apertura no ha estado mal del todo y cuando pasemos a la fase 2 todo irá mejor. Es importante que la gente vaya segura a los sitios", comenta.

Al principio de semana, explica Ana Castillo, "se empezó a ver movimiento en los comercios y en terrazas pero aquí han dependido del tiempo. Los comercios se están adecuando al nuevo modelo de ventas y están preparados en seguridad dentro del propio comercio, otros no han abierto porque estaban acabando de preparar sus establecimientos pero esta semana ya van a abrir".

Y en cuanto a terrazas dice que hay varios bares que se están preparando para esta semana. "En Sabiñánigo, el cierre de la calle Serrablo el próximo fin de semana permitirá abrir las terrazas con más mesas", indica.

Aparte de la capital del Alto Gállego, en el resto de las localidades han sido pocos los bares que han abierto, además las condiciones meteorológicas no han sido favorables. "Muchos esperarán a la próxima fase", apunta la Asociación Turística Valle de Tena.

La apertura de bares y comercios en el marco de la Fase 1 de la desescalada se ha dejado notar en Ribagorza, donde vuelve a haber más animación desde el pasado lunes. Por las características de cada zona, ha sido más palpable en las áreas menos turísticas.

En la parte baja, el presidente de la Asociación de Empresarios de Ribagorza, César Sistac, aludía a esa animación propiciada por el movimiento provincial y la apertura de bares y comercios. "Los bares abiertos lo complementan con el servicio de comida a domicilio porque las terrazas dan para poca gente. En las tiendas, se ha notado más", dice, recordando a la gente, sobre todo en alimentación, que han sido las tiendas locales las que han estado sirviendo durante los momentos más duros de la crisis.

La apertura de establecimientos ha sido mucho más limitada en las zonas turísticas, como apuntó el presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque, José María Ciria.

"La mayoría de los negocios seguirán cerrados hasta que se pueda viajar entre provincias. Algo se nota, algún bar y alguna tienda, además de segundas residencias de gente de la provincia, pero muy poco con lo que es habitual en Benasque", aseguró.

En Barbastro, el sondeo de opiniones realizado entre comerciantes de sectores refleja satisfacción generalizada por el comportamiento de los clientes en la primera semana de desescalada y optimismo moderado sobre las perspectivas.

Ana Barón regenta Alpargatería Sallán, fundada en 1920. "La gente tenía ganas de salir a la calle y se nota en ventas de artículos de necesidad. He atendido mucho por teléfono y envíos a pueblos de la comarca. No esperaba celebrar 100 años así pero no me quejo".

Berta Mayoral señaló que "la reacción se nota con criterios de prudencia en las ventas, pero soy optimista porque la gente tiene ganas de comprar. En mi caso he estrenado el comercio "online". Carlota Salamero, del Bar Cuatro Torres, se mostró "contenta por la buena reacción del público durante esta semana en terraza y confío en que vayamos a más".

Carlos Sallán, de Pilar Larrosa, señaló que "la gente entra con decisión de comprar y se ha notado más animación conforme avanza la semana, con buenas perspectivas".

Para Mari Mur, de Frutería El Vero, "se nota que las ventas han bajado y prueba de eso es que al comercial de una empresa le he rebajado el pedido habitual de 100 a 75 euros pero soy optimista y creo que se mejorará". De criterios similares participaron las empleadas de Opticalia Vero porque el ritmo de trabajo ha ido en aumento.

RODELLAR SIGUE SIN EL TURISMO NECESARIO

La primera fase de la desescalada pasa "desapercibida" en el valle de Rodellar donde no llega al turismo necesario para "abrir las puertas de los establecimientos, que siguen cerradas a la expectativa", según informaron los empresarios consultados ayer. "Todo sigue igual, nadie ha venido salvo para una revisión rápida de su casa pero no sorprende porque se vive de escalada, barranquismo y deportes similares que, por ahora, no se practican". En este aspecto, no es un problema de zonas de recreo sino de falta de gente porque veladores para sacar ya tenemos. Así que no queda otro remedio que esperar".

En la localidad de Alquézar solo han abierto tres establecimientos del sector de restauración, uno de ellos el más próximo a la gasolinera en los accesos al pueblo, mientras siguen con su servicio habitual el colmado de Nati Castillo y la panadería de Maite.

Mariano Altemir ha tenido la primera de varias reuniones previstas con representantes de 16 restaurantes y bares para estudiar la posibilidad de ampliar el espacio habitual para terrazas pendiente del estudio técnico.

En el transcurso de los próximos días se reunirá con empresarios del sector de turismo de aventura.

"En la primera semana se ha visto poco movimiento porque la gente no viaja mucho y será preciso esperar y tener confianza en las expectativas porque Alquézar y la zona serán referencias de destino poco a poco", señaló Altemir.

La colegiata de Santa María por la que pasaron 60.000 personas en 2019 será de las primeras que abrirán las puertas, en junio, y en esas fechas está prevista la apertura de la Ruta de las Pasarelas, otra de las máximas referencias para el turismo con cifras de 147.000 visitantes en 2019. La incidencia del coronavirus hará inviable que se repitan en los meses restantes de 2020.

Laura Ventura, presidenta de la Asociación Empresarios Sierra de Guara, señaló que "las incidencias de esta semana han sido nulas, todo sigue igual y los establecimientos cerrados porque no ha venido gente y la situación afecta a varios sectores relacionados".

Etiquetas