Aragón

ALTO ARAGÓN - SUCESO

Acude tres veces al cuartel para exigir la droga que le habían intervenido

Admitida una denuncia por presuntas amenazas y coacciones a un agente de la Guardia Civil

Acude tres veces al cuartel para exigir la droga que le habían intervenido
Acude tres veces al cuartel para exigir la droga que le habían intervenido
S.E.

HUESCA.- El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Monzón ha incoado diligencias y admitido a trámite una denuncia, contra una persona que fue sancionada en Monzón, por presuntos delitos de coacciones, amenazas, desobediencia grave e intento de cohecho a agentes de la guardia civil. Según relata Jorge Piedrafita, abogado de la Asociación Española de Guardias Civiles que representa al agente que ha denunciado, en la madrugada del 9 al 10 de mayo, la patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil de Berbegal paró a un vehículo tras verificar que su matrícula no correspondía a la zona para identificar al conductor que estaba circulando quebrantando las restricciones del estado de alarma.

El conductor explicó, de manera "inconexa", que circulaba para organizar una reparación en una casa, algo que resultó a lo agentes no verosímil, por lo que se procedió a un cacheo y registro de seguridad. Fue entonces, cuando se detectó que el hombre estaba en posesión de sustancias estupefacientes, "que reconoció que había ido a comprar a un camello de la localidad". Por todo ello, el hombre fue sancionado administrativamente, tanto por infringir el estado de alarma como por estar en posesión de sustancias estupefacientes.

Sin embargo, el denunciado se presentó al día siguiente, en dos ocasiones, una por la mañana y otra por la tarde, en dependencias de la Guardia Civil para quejarse de los agentes, exigir que se le devolviera la droga y que se le retiraran las sanciones. Según el abogado, en la visita de la tarde, amenazó diciendo que sino les devolvía la droga y retiraban las sanciones iba a denunciar a los agentes.

No acabaron aquí las visitas al cuartel, ya que el lunes día 11 volvió a personarse con la misma petición, pero con "mayor agresividad y con una gran falta de respeto al agente", por lo que se le impuso una tercera sanción administrativa de seguridad ciudadana por falta de respeto a la autoridad policial.

Tras estos episodios, se decidió denunciar al hombre por presuntos delitos coacciones, amenazas, desobediencia grave e intento de cohecho.

Etiquetas