Aragón

CONVENIO DE TRANSICIÓN JUSTAAragónCONVENIO DE TRANSICIÓN JUSTA

Críticas al protocolo del Convenio de Transición Justa

Los sindicatos lamentan que el documento no habla del futuro de los trabajadores c Ven incierto día después del cierre de la Central Térmica de Andorra

Se firma el protocolo del Convenio de Transición Justa
Se firma el protocolo del Convenio de Transición Justa
G.A.

ZARAGOZA.- La Plataforma de subcontratas de la Central Térmica, comité de empresa de la central, UGT provincia de Teruel, Unión Comarcal de CC. OO. y Amepea han lamentado que el protocolo para la elaboración del Convenio de Transición Justa firmado por el Gobierno de Aragón y el Ministerio de Transición Ecológica omite "los tan necesarios mecanismos" que han de permitir a los trabajadores de las auxiliares de la Central Térmica de Andorra "su reciclaje y encaje laboral en nuevos proyectos".

Según han informado en un comunicado, aunque han mostrado su "satisfacción contenida" por la aprobación del protocolo para elaborar el Convenio de Transición Justa y el hecho de que el documento hace referencia a un número de proyectos, han llamado a comprobar su "viabilidad" y su capacidad de "generación de empleo de calidad" en el medio y largo plazo. De igual manera, han criticado la "falta de referencias a los trabajadores" del documento.

"Tenemos que mostrar nuestra más profunda preocupación por la falta de referencias a los y las trabajadoras afectadas, reduciéndose estas a un triste y ya vacío de contenido: nadie se quede atrás", han lamentado. Este protocolo es consecuencia del cierre de la central térmica, previsto para el 30 de junio.

A su juicio, el anuncio "omite los tan necesarios mecanismos que han de permitir a estos trabajadores su reciclaje y encaje laboral en estos nuevos proyectos, como son la prometida formación para el desmontaje y los mecanismos y bolsas de contratación para la asimilación y absorción de trabajadores en la misma y en los proyectos de montaje y explotación de energías renovables al corto plazo".

Tal y como han indicado, las cuestiones que han sido reclamadas por los trabajadores y prometidos por las diferentes administraciones, "deben servir para paliar la situación de desempleo" y para "asegurar la continuidad laboral y/o protección de los compañeros y compañeras que han sido despedidos durante este largo proceso, además de los que van a serlo en unos pocos días".

En este sentido, han recordado que en 2018 trabajaban en la central 300 empleados de las subcontratas, los cuales en la actualidad, a poco más de un mes para el cierre, "siguen condenados al paro y a la emigración".

Han considerado que este tipo de noticias "no dejan de ser meros anuncios publicitarios y propaganda" que trata de "desviar la atención sobre la realidad" del proceso de transición energética, donde "lo único que está claro y palpable", es que las grandes empresas y las auxiliares, "seguirán sus líneas de negocio pasando del carbón a las energías renovables mientras el conjunto de trabajadores están o estarán en el paro".

"Nos vemos en la obligación moral de recordar que no estamos en disposición de asistir de una forma pasiva y servil a como se realizan estás labores de desmantelamiento de la central térmica y montaje de los nuevos proyectos sin asegurar nuestra continuidad laboral", han aseverado.

Asimismo, han incidido en el papel y las aportaciones colectivas que han hecho dentro del espacio de participación pública de este convenio.

Etiquetas