Aragón

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Los alcaldes abogan por potenciar el comercio local

Los regidores de las tres capitales aragonesas analizaron este jueves retos de la gestión de la pandemia

Los alcaldes abogan por potenciar el comercio local
Los alcaldes abogan por potenciar el comercio local
D.A.

HUESCA.- Los alcaldes de las tres capitales de provincia aragonesas coinciden en señalar un papel clave de los ayuntamientos para apoyar a los sectores productivos locales, en especial al comercio, la hostelería y la construcción (en este caso con planes de rehabilitación de vivienda) y en ver la crisis económica asociada a la sanitaria como una oportunidad para reforzar el comercio local, conscientes no obstante de que muchos establecimientos habrán echado la persiana de manera definitiva. Luis Felipe (Huesca), Emma Buj (Teruel) y Jorge Azcón (Zaragoza) reclaman también la suficiencia financiera de las corporaciones locales.

Los tres regidores participaron este jueves en un virtual "Desayuno Heraldo", organizado por el rotativo zaragozano y moderado por su director, Mikel Iturbe. Bajo el título "Alcaldes frente a la covid-19", expusieron en términos generales la acción de sus respectivos consistorios frente a las necesidades de urgencia generadas por la pandemia y comentaron algunas de sus previsiones de futuro. Hubo coincidencia general tanto en los problemas abordados como en las necesidades que se plantean, con especial énfasis en la exigencia al Gobierno central de garantías de financiación para los consistorios, con fondos extra no solo para las comunidades autónomas, sino para las corporaciones locales.

En este punto de la financiación se produjo la única discrepancia de la sesión. Luis Felipe reclamó que los consistorios puedan utilizar el superávit con total independencia de la administración central y culpó de la situación a las decisiones adoptadas en 2012 por el Gobierno que presidía Mariano Rajoy, singularizando la responsabilidad en el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Le respondió Azcón señalando que precisamente debido a aquellas medidas de control del gasto y de la deuda en las administraciones locales, los ayuntamientos pueden disponer de ahorros que, y en esto se mostró de acuerdo, deberían ser utilizados ahora para afrontar las necesidades que plantea la pandemia.

El alcalde de Zaragoza recordó que su consistorio no tendrá esa posibilidad pero -enfatizó- no por aquellas decisiones, sino porque en los últimos mandatos "no ha habido gobernantes responsables" y los sucesivos equipos de gobierno han generado un elevado déficit.

Los alcaldes de Zaragoza y Teruel hicieron mención de la campaña "Volveremos si tú vuelves", para incentivar la compra en el comercio local. En Teruel, por ejemplo, se ha puesto en marcha un sistema de bonos al precio de 40 euros que permiten la compra posterior en los establecimientos adheridos por valor de 50 euros. Los diez euros extra los asume el Ayuntamiento turolense.

Luis Felipe repasó las medidas puestas en marcha en la capital oscense como el plan "Re-Activa" Huesca para garantizar la liquidez de microempresas y emprendedores y señaló que el programa anual de apoyo a las empresas se dirigirá fundamentalmente a la digitalización del comercio local.

Los tres regidores coincidieron en la necesidad de que los ayuntamientos desempeñen un papel fundamental en la dinamización económica. Luis Felipe, recordó que el área de rehabilitación del centro histórico, con financiación de las administraciones autonómica y estatal y aportaciones de los particulares, permitirá una inversión de tres millones de euros que resultará capital para el sector de la construcción en la capital oscense.

Otro aspecto abordado fue el de la movilidad, que va a quedar condicionada decisivamente por los cambios relacionales a los que va a obligar la pandemia. Los alcaldes de Huesca y Teruel manifestaron la necesidad de avanzar en las ciudades pequeñas en las facilidades para el peatón.

Luis Felipe recordó que en la capital oscense hay ya una gran área peatonal y señaló que se va a avanzar en la conexión de los carriles bici. Añadió otro objetivo: la necesidad de evitar conflictos entre modos de transporte.

En el caso de Zaragoza, con preponderancia de transporte público, Azcón señaló dos retos: garantizar la seguridad mediante desinfección de vehículos y la instalación de dispensadores de gel y disponer de fondos para hacer frente a los gastos añadidos en esta materia.

Finalmente, destacaron como uno de los aspectos clave en la gestión de la pandemia la cooperación con las entidades sociales y la coordinación con la sociedad civil.

Luis Felipe insistió en la unidad política habida en el Consistorio oscense como otra de las claves.

Los tres se felicitaron por el diálogo fluido con el Gobierno de Aragón y Azcón y Buj fueron en algunos aspectos críticos con el Gobierno central.

Etiquetas