Aragón

DESESCALADA

"Estreno" de las Pasarelas de Alquézar con 40 visitantes

Además de esta ruta senderista por el Vero, Alquézar abrió este viernes su Colegiata

"Estreno" de las Pasarelas de Alquézar con 40 visitantes
"Estreno" de las Pasarelas de Alquézar con 40 visitantes
Á.H.

ALQUÉZAR.- La desescalada cultural se anticipó este viernes en la Colegiata de Santa María de Alquézar. El párroco José María Cabrero abrió las puertas después de dos meses y medio de cierre obligado por la incidencia de la covid-19 y fue el primer monumento para realizar visitas culturales en la Diócesis de Huesca y en la comarca de Somontano, donde el Museo Diocesano y el de los Mártires Claretianos, en Barbastro, esperarán hasta días previos a la festividad de San Ramón, el próximo 21 de junio.

Una hora antes que la Colegiata se abrió la Ruta de las Pasarelas en el cañón del río Vero tras la revisión técnica realizada por la Guardia Civil en la primera jornada de reapertura del espacio natural. Fueron 40 las personas que la recorrieron en la primera jornada, una cifra que valoró el alcalde, Mariano Altemir, quien indicó que esperaban que acudieran menos personas.

La Oficina de Turismo recibió las primeras visitas aunque el interés informativo vía "online" se ha intensificado desde las provincias de Huesca y Zaragoza, además de las primeras consultas de Francia, según informó Marta López.

La Ruta de las Pasarelas se recorre de 10 a 18 horas y se aconseja la reserva vía "online". El goteo de reservas comenzó el jueves tras conocerse la fecha de apertura con grupos reducidos, aunque es posible la compra directa en el Ayuntamiento. En la primera jornada solo hubo senderistas altoaragoneses y familias, entre ellas una de Jaca. "Nos enteramos por la web y enseguida reservamos porque teníamos muchas ganas de repetir", indicó Rafael.

El alcalde explicó que "la apertura anticipada ha sido viable con autorizaciones para incentivar las visitas del fin de semana con más restaurantes abiertos. A partir del lunes vendrá más gente y este rodaje previo irá bien de cara a meses próximos. Es una motivación añadida". En el transcurso de las semanas anteriores se han realizado obras para mejorar la seguridad y tareas de limpieza en tramos. La novedad es el sentido unidireccional desde el inicio hasta el final, "para evitar el cruce de gente, conforme a las normas sanitarias y con prudencia".

En su opinión, "a la apertura progresiva de establecimientos del sector de restauración, cerca de diez, seguirán hoteles, alojamientos y casas rurales, pero los efectos se notarán a partir de julio con el turismo nacional e internacional. Alquézar regresa a la normalidad poco a poco y los efectos se notarán hasta septiembre, inclusive".

José María Cabrero, párroco de treinta localidades, abrió las puertas de la colegiata para grupos reducidos, de 11 a 14 por las mañanas y de 16 a 19 horas por la tarde.

Las visitas se limitan a grupos de 24 personas sentadas en doce bancos separados, en el interior de la iglesia cuya capacidad habitual es de 150 personas en 40 bancos. "Se les explica todo lo relativo a la colegiata sin acceso a la sacristía y la visita continuará en el claustro en dos grupos de 12 personas que por separado tendrán acceso a la segunda planta, donde está el museo. De manera que no habrá coincidencia". Es consciente de que no se alcanzarán las 60.000 visitas del año pasado, "a partir de julio se notará con incidencia en agosto y septiembre porque el turismo es más habitual".

Javier Cavero, guía de la colegiata, se incorporó a las tareas cotidianas y dijo que tenía ganas de volver "y se notan sensaciones agradables, aunque lo más importante es que haya salud para recuperar la normalidad. Los primeros días serán tranquilos pero en julio y agosto vendrá mucha gente porque la colegiata es atractiva. Las medidas sanitarias se aplican desde el principio".

Etiquetas