Aragón

DESESCALADA

Ordesa abre instalaciones de uso público en un día con 700 visitantes

Ya el fin de semana pasado se notó más afluencia, que se prevé aumentar el próximo

Ordesa abre instalaciones de uso público en un día con 700 visitantes
Ordesa abre instalaciones de uso público en un día con 700 visitantes
P.O.M.P.

HUESCA.- El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido abrió este sábado al público, tras más de dos meses y medio de cierre, el Centro de Visitantes de Torla y los puntos de información de la Pradera de Ordesa y de Pineta, en una jornada en la que hubo un mayor movimiento de turistas que el pasado fin de semana y que sirve de preámbulo al próximo, en el que se espera un mayor número de visitantes al entrar mañana Aragón en la fase 3 de la desescalada que permite la circulación de personas entre provincias.

La apertura de estas instalaciones se produce después de que ya el fin de semana pasado se notara la presencia de más personas, con 130 vehículos solo en la Pradera, y ante la previsión, como así ha sido, de que éste fueran más, según detalló ayer a este periódico la directora del Parque Nacional, Elena Villagrasa, quien explicó que a lo largo de esta próxima semana irán abriendo más instalaciones con la idea de que todos los centros de información puedan recibir visitante el próximo fin de semana.

Este sábado se contabilizaron un total de 234 vehículos en los diferentes accesos al Parque. Así, en la Pradera de Ordesa se computaron 162; en el aparcamiento de Añisclo 32; en Pineta también 32; en Escuaín 6; y en la pista de Plana Canal, 2. "Para ser que solo hay movilidad provincial, solo de personas de Huesca, aún ha habido cierta actividad", consideró Elena Villagrasa, quien estimó que habían visitado el Parque alrededor de 700 personas, al tiempo que destacó que todo el mundo cumplió las normas.

La directora aclaró que las medidas impuestas para garantizar la seguridad de visitantes y trabajadores afectan a los espacios de uso público cerrados, donde sí está limitado el aforo, ya que en las zonas al aire libre de los diferente sectores del Parque ya hay establecida una capacidad máxima de acogida. En el caso del valle de Ordesa es de 1.800 personas simultáneas, en Pineta de 900; en Añisclo 650; y en Escuaín, 325, según establece del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG).

Una de las medidas más destacadas impuestas desde este sábado es la retirada de las papeleras que había dispersas por el Parque, al considerarse un posible foco de contagio, de modo que así también se fomenta el hábito de que todo el mundo se lleve la basura que genera. El sábado también se abrieron, solo por la mañana, los aseos de la Pradera y del Centro de Torla.

En los puntos de información se han instalado mamparas protectoras en los mostradores, se ha limitado el aforo, los visitantes deben entrar con mascarilla, hay dispensadores de gel hidroalcohólico y se ha marcado en el suelo la distancia social. De momento, no se proyecta el audiovisual del Centro de Visitantes de Torla, aunque cuando se abra se instalarán también dispensadores de gel hidroalcohólico y se limitará el aforo.

Por otra parte, aún no hay fecha concreta para la puesta en funcionamiento de los autobuses entre Torla y la Pradera, aunque en función del número de visitantes que vayan llegando se activará durante los meses de máxima afluencia, es decir julio y agosto.

Etiquetas