Aragón

SITUACIÓN ECONÓMICA

Estiman que unos 2.000 autónomos de Aragón irán a concurso de acreedores

El presidente de UPTA advierte de la gravedad de la situación y pide políticas activas

España pide más de 20.000 millones del SURE, el fondo europeo para financiar ERTEs y a autónomos
España pide más de 20.000 millones del SURE, el fondo europeo para financiar ERTEs y a autónomos
G.A.

ZARAGOZA.- La asociación de autónomos UPTA Aragón calcula que cerca de 2.000 trabajadores por cuenta propia en la Comunidad se tendrán que acoger a concursos de acreedores como consecuencia de la crisis económica del coronavirus. El secretario general de la organización en la Comunidad aragonesa, Álvaro Bajén, explicó este miércoles en rueda de prensa que la mayor parte de los afectados corresponderá a negocios de los sectores de la construcción, la hostelería y el comercio. "Si no hacemos políticas concretas activas vamos a tener una situación de caída importante", se lamentó Bajén.

Ante esta situación, la asociación ha anunciado la creación de una comisión de expertos, compuesta por juristas, para asesorar a los autónomos que se vean obligados a acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad porque no pueden hacer frente a sus deudas.

El grupo se encargará de realizar un análisis individualizado de cada uno de los casos, en el que se determinará, por ejemplo, si es necesario acudir a los tribunales porque se haya vulnerado alguno de los derechos de los autónomos. El abogado que dirigirá la comisión, Miguel Ángel Roca, puso el foco en algunas prácticas ilegales realizadas por las entidades financieras a lo largo de la pandemia, como la contratación de tarjetas de crédito "revolving" o la incorporación de cláusulas abusivas en los créditos. "Hay entidades que ofrecen contratos de préstamos personal o cuentas de crédito para autónomos fáciles de obtener, pero cuyos intereses implican la imposibilidad de devolución de esa deuda", explicó el letrado.

Asimismo, también denunció que hay muchas familias que no están pudiendo acceder a sus prestaciones por desempleo, jubilación, viudedad u orfandad por la acumulación de deudas con la Seguridad Social o Hacienda, una práctica que ha calificado de "anticonstitucional". "Hay que dar a los autónomos una posibilidad de que un fracaso empresarial o personal no acabe con la vida diaria, con el día a día, tanto de una familia en sí como de las propias iniciativas empresariales", exigió Roca.

De acuerdo a los cálculos de UPTA, cerca de 20.000 autónomos han resultado afectados por la crisis económica del coronavirus en Aragón, de los cuales 3.500 podrían verse obligados a cerrar sus negocios.

Por eso, Bajén volvió a incidir en la necesidad de que el Gobierno ponga en marcha medidas a largo plazo de "discriminación positiva" para que trabajadores por cuenta propia y pymes no cierren sus empresas.

Etiquetas