Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR FRUTÍCOLA

José Manuel Penella: "La industria sigue sin pagar los costes de producción"

El presidente de la SAT Calibre analiza el sector

José Manuel Penella: "La industria sigue sin pagar los costes de producción"
José Manuel Penella: "La industria sigue sin pagar los costes de producción"
SAT CALIBRE

HUESCA.- La Sociedad Agraria de Transformación (SAT) Calibre es una Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) que tiene cobertura en todo Aragón desde el año 2010, y cuenta en la actualidad con 240 socios entre agricultores individuales, pequeñas cooperativas, algunas otras SAT y otras entidades relacionados con el sector primario, donde ha ganado en importancia en los últimos años.

Según comenta el presidente de la SAT Calibre, José Manuel Penella, durante el estado de alarma "no se ha podido comercializar al estar fuera de campaña" por lo que "se empieza a funcionar ahora con la recogida de fruta". Su periodo de máxima actividad se concentra entre los meses de junio y agosto.

El sector de frutas y hortalizas no recibe ayudas directas de la PAC por lo que perciben aportaciones del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (Feaga). De este modo, como colectivo precisan estar aglutinados en organizaciones para realizar labores de comercialización conjunta y garantizar las inversiones en las explotaciones. "Por el valor de la venta del producto se genera una ayuda del 4,1 por ciento que nos da Bruselas para inversiones, indicadas de forma previa con la petición del 8,2 por ciento. Esto obliga a los profesionales a aportar el 50 por ciento restante de la cantidad solicitada", comenta Penella.

Los agricultores solo pueden acceder a estas ayudas si están agrupados. "Las OPFH precisan de un mínimo de 2,5 millones de euros de ventas al año y 15 agricultores. En nuestro caso, en la SAT Calibre tenemos una facturación de unos 20 millones de euros al año y 240 socios".

Según el presidente de esta OPFH aragonesa, "se va a poder sacar adelante la campaña en cuanto a comercialización y facturación", con todas las medidas sanitarias pertinentes.

Asimismo las OPFH, recalca Penella, "facilitan el transporte y traslado de los temporeros a las explotaciones" y en el resto "son nuestros socios los que tienen que gestionar a sus trabajadores".

El reto de estos colectivos, explica, "es comercializar más" aunque expresa su preocupación por el funcionamiento de la cadena alimentaria por los precios actuales. "La industria sigue sin pagar los costes de producción" y, a su juicio, "las mejoras de la cadena alimentaria no se están cumpliendo en un año con mayores costes en cuanto a la contratación del personal".

Etiquetas