Aragón

CONSECUENCIAS DE LA COVID-19

Convocadas las ayudas al alquiler destinadas a afectados económicamente por la crisis sanitaria

La subvención alcanzará los 600 euros por vivienda y con un plazo total de seis meses

Convocadas las ayudas al alquiler destinadas a afectados económicamente por la crisis sanitaria
Convocadas las ayudas al alquiler destinadas a afectados económicamente por la crisis sanitaria
S.E.

HUESCA.- El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivivenda, José Luis Soro, y la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, han presentado este lunes la convocatoria de ayudas para minimizar el impacto económico y social de la covid-19 en los alquileres de vivienda habitual. Una convocatoria que se publica este lunes en el BOA y que va destinada, tal y como señala el consejero Soro "a las personas que se han visto afectadas por las consecuencias económicas de la covid-19 y que cumplen con el concepto de vulnerabilidad económica que se regula en el Real Decreto- Ley 11/2020". Tal y como ha señalado el consejero "personas que, de la noche a la mañana, han sufrido un revés en su economía personal y para quienes queremos que el pago del alquiler de la vivienda no sea una de sus preocupaciones en estos momentos".

Se destinarán un total de 3,8 millones de euros provenientes del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y a esta cifra se le sumarán hasta 2,6 millones de euros del Gobierno de Aragón para poder atender a un número mayor de solicitudes. Se estima que las ayudas podrán alcanzar hasta las 1.800 solicitudes "una previsión de máximos ya que contamos con que todas las solicitudes recibiesen el máximo posible y durante todos los meses" ha puntualizado Soro.

José Luis Soro ha explicado que "estas ayudas están pensadas para personas que, en este momento puntual, han visto disminuidos sus ingresos como consecuencia del impacto económico y social de la covid-19 y tengan problemas transitorios para atender el pago del alquiler: que estén en desempleo, afectados por un ERTE o, en caso de ser empresarios, hayan sufrido una pérdida sustancial de ingresos".

Una de las peculiaridades de esta convocatoria es que se trata "de una convocatoria rápida a la hora de reconocer el derecho a percibir la ayuda, y en la que pedimos, igualmente, el compromiso de los solicitantes para que, presentando toda la documentación de manera correcta, podamos empezar a pagar las ayudas en el mes de julio".

Es muy importante presentar bien la documentación, por eso desde este martes se habilitará un teléfono especial para las consultas relacionadas con esta convocatoria. Las consultas se atenderá a partir de mañana en el 976 360711, a partir del jueves 18 se podrá empezar a pedir cita previa para la atención en el espacio creado especialmente para esta convocatoria en el edificio del Gobierno de Aragón situado en la plaza San Pedro Nolasco y, las solicitudes, se podrán depositar a partir del 22 de junio y hasta el 30 de septiembre.

El Gobierno central ha destinado en total cien millones de euros para este nuevo programa de ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social de la covid-19 en los alquileres de vivienda habitual. De esa cantidad, Aragón recibirá 3,8 millones de euros.

Ante la previsión de que esta cifra sea insuficiente, desde el Gobierno de Aragón se ha aumentado su dotación en 2,6 millones de euros más para completar la convocatoria. "De este modo, destinaremos 6,4 millones de euros a las ayudas que se publican hoy" ha señalado Soro.

En cuanto a la cuantía de las ayudas, se abonará hasta el 100% de la renta por un plazo de hasta 6 meses, entre abril y septiembre, y con un máximo de 600 euros mensuales en función de los tramos por localidades que establece la convocatoria (hay localidades con un máximo de 600 euros, y otras de hasta 500, 400 o 300, atendiendo al alquiler medio). En determinados casos (como familias numerosas en localidades del tramo máximo superior), se pueden aumentar hasta 900 euros.

Para la petición de las ayudas se tendrán en cuenta los ingresos de la unidad familiar y, en el caso de no ser familia, se computarán todos los miembros que figuren en el contrato de alquiler.

Las personas que hayan sido víctimas de violencia machista durante el estado de alarma, tendrán prioridad en la adjudicación de las ayudas. Además, para las mujeres víctimas de violencia machista, se pagará también alquiler en el caso de que el alquiler sea de una habitación en lugar de una vivienda completa.

Etiquetas