Aragón

ALTO ARAGÓN - MESA DEL AGUA

Primer paso para la revisión de proyectos hidráulicos en Aragón

Olona ha convocado este lunes al equipo permanente de la Comisión del Agua

El Gobierno de Aragón se compromete a agilizar los trámites administrativos
El Gobierno de Aragón se compromete a agilizar los trámites administrativos
C.A.

HUESCA.- El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona -en calidad de presidente del Instituto Aragonés del Agua (IAA)- ha convocado este lunes a los 19 miembros de la comisión permanente de la Comisión del Agua de Aragón, donde están representados los agentes sociales, económicos y políticos, para fijar los objetivos, orientación y metodología de trabajo de la Mesa de Diálogo del Agua.

Dicha Mesa, que se desarrollará en el marco de la Comisión del Agua por ser el máximo órgano de participación de la Comunidad Autónoma en esta materia, tal y como contempla la Ley de Aguas y Ríos de Aragón, pretende revisar algunos de los proyectos de regulación hidráulica aragoneses, más aun ahora si cabe, una vez que el Tribunal Supremo ha ratificado la anulación del anteproyecto y la Declaración de Impacto Ambiental del embalse de Biscarrués, y el Ministerio para la Transición Ecológica lo ha descartado definitivamente tras la sentencia del pasado mayo.

Fue en febrero, en la localidad de Aínsa, donde el presidente aragonés, Javier Lambán, anunció la intención de convocar una Mesa de Diálogo del Agua para revisar algunos proyectos de regulación, citando expresamente el embalse de Biscarrués, que por aquel entonces estaba pendiente del fallo del Supremo (que llegó en mayo).

El anuncio provocó reacciones encontradas. Riegos del Alto Aragón, el sistema que se iba a beneficiar del embalse de Biscarrués y que lleva casi cuatro décadas pendiente de la regulación del río Gállego, ya dejó claro que no acudiría a la Mesa.

El presidente del PP aragonés, Luis María Beamonte, advirtió de que no participaría en una "mesa trampa" cuya finalidad es, a su juicio, "rebajar las expectativas" en relación a las obras de regulación necesarias para el desarrollo de la Comunidad.

Agricultores y regantes también mantienen la necesidad de terminar obras como las del embalse de Almudévar, mientras que partidos como Podemos-Aragón y CHA, que sustentan al Ejecutivo regional, celebran el descarte de Biscarrués y defienden otro modelo de política hidráulica como el que históricamente ha tenido por bandera la Coordinadora contra Grandes Embalses y Trasvases (Coagret).

Precisamente, en las últimas horas, Coagret ha remitido una carta a Lambán en la que le manifiesta sus "profundas discrepancias sobre el modelo planteado de diálogo, que consideramos imposibilita cualquier acuerdo". Considera un "error" en cuanto a la pluralidad de la representación que sea la comisión permanente quien proponga la creación de la Mesa del Agua, ya que en ella no está una parte de los afectados por obras hidráulicas. También considera "errónea la designación de los cuatro expertos, sin acreditar siquiera que lo sean" .

A su juicio, "se perfila un escenario de confrontación en el que previamente se han garantizado mayorías para unos intereses y concepciones frente a otros, entre los que nos contamos". Por ello, Coagret insta a cambiar la metodología y la propia Mesa de Diálogo, y entiende que "estos conflictos no se cerrarán mientras los afectados no sean reconocidos, escuchados y atendidos", poniendo como ejemplo que "deben ser atendidas las justas compensaciones que La Galliguera merece".

Etiquetas