Aragón

ALTO ARAGÓN - LA NUEVA NORMALIDAD

Huesca no ha registrado fallecidos de menos de 60 años por coronavirus

De los 104 muertos registrados por covid, 101 tenían más de 65 años

El Gobierno de Aragón detecta 69 nuevos casos de coronavirus en la provincia de Huesca
El Gobierno de Aragón detecta 69 nuevos casos de coronavirus en la provincia de Huesca
Á.H.

BARBASTRO.- De los 104 fallecidos por covid-19 en toda la provincia, 101 eran mayores de 65 años y los tres restantes tenían entre 60 y 65, ninguno menor de 60, según destaca el estudio independiente realizado por Juan F. Gastón y Elisa M. Sahún, del Servicio de Farmacia del Hospital de Barbastro, y Ana Martínez, del Servicio de Medicina Preventiva del mismo centro. En el sector de Barbastro, que engloba a 111.490 personas, han fallecido 20 personas mientras que en el de Huesca, con población similar, han muerto 84, cuatro veces más.

En el estudio sobre los fallecidos por covid-19 se constata también "una tasa de vacunación antigripal para mayores de 65 años superior a la media para esa población" y los autores se preguntan "¿casualidad? ... es posible pero hemos creído interesante estudiarlo y lo hemos hecho durante el estado de alarma". Juan F. Gastón lo explica en su blog con textos basados en el estudio titulado "Posible causa de la pandemia por coronavirus: interferencia inmunológica entre el Polisorbato 80 de la vacuna antigripal adyuvada y el SARS-Cov-2".

En el informe resumido se indica que "el objetivo de este estudio es analizar la pandemia por coronavirus desde el doble punto de vista de la Farmacoepidemiología y la Farmacovigilancia. A partir del análisis epidemiológico de defunciones por covid-19 en el Sector Sanitario atendido por el Hospital de Barbastro y del estudio de la historia farmacoterapéutica de los pacientes afectados "se encontró que el fármaco más común a todos los fallecidos era Chiromas. Esto llevó a plantear la hipótesis de que la vacunación antigripal de la campaña 2019-2020 pudiera estar asociada a un mayor riesgo de fallecimiento por covid-19 en mayores de 65 años". Es decir, "a la sospecha de posible yatrogenia, sospecha que se confirmó al acceder a datos del otro sector en Huesca. Además, se revisa la situación de la Farmacovigilancia de vacunas en España buscando una vía de comunicación de la citada sospecha que resulte ágil y dinámica. Se aprecia un aparente exceso de confianza en la seguridad de las vacunas, muy alejado del principio de prudencia".

En la misma línea, el informe indica que "se plantea un posible mecanismo de acción para la hipótesis de la interferencia inmunológica con el Polisorbato 80 parenteral y se confronta el grado de concordancia de los datos esperados frente a los observados, llegando a la conclusión de que la hipótesis podría ser válida, por lo que se decide publicarla".

El informe indica que "el primer dato relevante relativo al Sector Sanitario de Barbastro, atendido por el Hospital, con una población eminentemente rural de 100.000 habitantes muy dispersos, es el hecho de que los 20 fallecidos eran mayores de 65 años, de ellos 17 tenían registrada la administración de la vacuna y de los 3 restantes no consta. Los vacunados contra la gripe representarían, como mínimo, el 85 % de los fallecidos. Según estos resultados, la vacunación antigripal no sólo no habría mejorado el pronóstico de los mayores vacunados con respecto a la covid-19 sino que lo habría empeorado".

El dato localizado planteó la hipótesis de que "la vacunación antigripal de la campaña 2019-2020 pudiera estar asociada a un mayor riesgo de fallecimiento por covid-19 en mayores de 65 años", según los autores".

La situación comparativa con análisis a los fallecidos en el otro Sector de la provincia se realizó con datos de una residencia de ancianos que contaba con 94 internos, a fecha 8 noviembre de 2019, "de ellos, 25 fallecieron por covid lo que revela el hallazgo de que han fallecido más personas en esa residencia que en nuestro Sector sanitario en una proporción 1000 veces superior".

Los resultados tras el acceso al registro manual de atención primaria de la vacunación en la residencia reflejaron que "de las 80 personas vacunadas, fallecieron 24 (30 %); de los 14 no vacunados, 13 viven y solo ha fallecido 1 (7 %). Por tanto, la tasa de los fallecimientos en los vacunados registrados cuadruplica la de los no vacunados para una muestra de 94 personas".

En las conclusiones del informe se indica que "si bien la notificación de sospecha de posible efecto adverso de un medicamento no obliga al declarante a plantear un mecanismo de acción para la misma, la experiencia hospitalaria y la documentación consultada nos permiten proponer un hipotético mecanismo para la posible interferencia inmunológica".

Al final, se indica que debe entrar en juego otra variable, "los resultados contradictorios de las pruebas PCR obtenidos para pacientes de nuestro centro con resultados alternativos sugieren la idea de que podrían coexistir, al menos, dos cepas del SARS, una daría la PCR positiva y la otra, negativa. En el proceso de replicación de la célula infectada podría producirse una mutación que daría lugar a coronavirus de la otra cepa".

Etiquetas