Aragón

CIERRE

La Central Térmica de Andorra cierra tras 40 años funcionando

Representantes de los trabajadores se concentraron a las puertas de la carboeléctrica reclamando una transición justa

La Central Térmica de Andorra cierra tras 40 años funcionando
La Central Térmica de Andorra cierra tras 40 años funcionando
EFE

ANDORRA.- Tras cuatro décadas siendo la seña de identidad de la localidad turolense de Andorra, la térmica de Endesa "Teruel"echó el cierre definitivo este martes, dejando atrás 40 años en funcionamiento.

El alcalde de Andorra, Antonio Amador, hizo hincapié en que la localidad tiene futuro. Asimismo, remarcó que el Gobierno local está trabajando en atraer proyectos industriales al territorio que sean capaces de paliar la pérdida de empleo que generará la clausura de esta instalación.

Representantes de los trabajadores se concentraron a su vez para reclamar una transición justa a las puertas de la carboeléctrica a las 13:30 horas, momento en el que se produjo el último cambio de turno de los empleados.

El motivo del cierre de la Central Térmica de Andorra es el hecho de que no está adaptada a la nueva normativa europea de emisiones industriales. La carboeléctrica fue construida entre los años 1974 y 1979 con objeto de llevar a cabo un uso extensivo de los lignitos negros procedentes de explotaciones situadas en la cuenca minera turolense, mezclados con carbones de importación.

"Como andorrano, estoy como cualquier otro vecino. Tienes una sensación de tristeza, de algo que sabíamos, pero no llega y cuando llega cuesta un poco más. Pero como alcalde de Andorra, esto nos tiene que servir como acicate para redoblar esfuerzos", señaló Antonio Amador a Europa Press.

En este contexto, dijo que, desde el equipo de Gobierno local, se está trabajando para acelerar los proyectos que paliarían la pérdida de empleo que se va a producir como consecuencia del cierre de la central. Además, recordó que este lunes han empezado los cursos de formación para los trabajadores que estén interesados en incorporarse a los trabajos de desmantelamiento de la térmica.

Detalló que una vez se autorice el cierre de la central habrá una parte administrativa que durará unos dos meses y, finalmente, podrán empezar con las labores de desmantelamiento, que durante tres o cuatro años supondrán una demanda de empleo que permitirá "establecer ese colchón para que fructifiquen aquellos proyectos en los que el propio ayuntamiento está trabajando de forma directa".

"Estamos trabajando en unos proyectos que diversificaran la industria de Andorra, son de empresas de prestigio y, además, comprometidas con el territorio, que han mostrado su compromiso y convicción de apostar por el futuro de la localidad". Ha evidenciado que para que los proyectos empresariales salgan adelante hay que invertir tiempo y trabajo.

Etiquetas