Aragón

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La DGA pide a los zaragozanos confinarse de manera voluntaria

Se esperan efectos para dentro de una semana y se busca frenar la transmisión comunitaria

La DGA pide a los zaragozanos confinarse de manera voluntaria
La DGA pide a los zaragozanos confinarse de manera voluntaria
DGA

HUESCA.- Las fuerzas de seguridad vigilan las salidas y entradas de Zaragoza y su zona de influencia, la Comarca Central, desde este jueves para recalcar a los ciudadanos que solo se recomiendan los trayectos imprescindibles. La medida la tomó ayer el Gobierno de Aragón ante el aumento de casos de coronavirus y la transmisión comunitaria en dicha zona. El jueves mismo, Zaragoza y su entorno registraron 166 contagios y Sanidad acordó una decisión que no es un confinamiento legal como el de hace unos meses, pero sí una nueva llamada a la responsabilidad de los ciudadanos. Sira Repollés, la consejera de Sanidad, adelantó que si la medida no surte efecto, no se descarta un confinamiento obligatorio. Los resultados se tendrían que ver en una semana y, si la ciudadanía cumple, el efecto debería ser como el de un aislamiento legal, agregó.

Repollés y el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, destacaron las diferencias entre la situación actual y la primera fase de la pandemia, ya que la mayoría de los casos en estas semanas son de jóvenes y asintomáticos o con pocos síntomas, con apenas un 5 por ciento de contagios entre mayores de 65 años, precisó el director de Salud Pública.

Falo también aseguró que a día de hoy Atención Primaria y Salud Pública "mantienen la capacidad de controlar la transmisión". "En casi el 70 por ciento de los casos se puede identificar su origen, lo que permite albergar posibilidades reales de controlar la onda epidémica", manifestó.

El director del Salud, Javier Marión, añadió otra diferencia: el sistema sanitario no sufre el mismo estrés que en primavera, con muchas menos hospitalizaciones e ingresos en UCI al darse la mayoría de casos en jóvenes.

MÁS CONTRATOS PARA RASTREAR Y VACACIONES EN EL AIRE

Pese a ello, y para reforzar el rastreo de los casos y sus contactos, el Salud va a contratar trabajadores sociales para investigar las infecciones y poder trazar su origen. "Contrataremos todos los que hagan falta", aseguró.

Marión también adelantó la posibilidad de que los sanitarios se queden sin unas "merecidas" vacaciones si la situación epidemiológica empeora. "Intentaremos por todos los medios mantener las vacaciones de nuestros profesionales porque necesitan un merecido descanso", dijo el gerente del Salud, pero eso dependerá del alcance y gravedad de la nueva ola de coronavirus.

Apuntadas las diferencias con marzo, los tres cargos sanitarios insistieron en la necesidad de cumplir las medidas (distancia, mascarilla, higiene y evitar grandes reuniones) y la "responsabilidad" para hacer únicamente los desplazamientos necesarios fuera o hacia Zaragoza y la Comarca Central bajo el riesgo de volver a la misma situación que meses atrás.

LOS CONTAGIOS SE DUPLICAN CADA DOS O TRES DÍAS

Repollés explicó que la petición para evitar desplazamientos se ha hecho en base a la evolución de los datos, destacando que "se espera duplicar los casos muchos días", e insistió en que si la situación empeora, la DGA tomará más medidas. La consejera defendió que la adoptada ayer es la "proporcionada" a la situación actual y que se "ha tomado a tiempo".

Falo detalló que la situación preocupa "enormemente", sobre todo la de la capital aragonesa. "Cada dos o tres días duplicamos el número de casos y, a corto plazo, la tendencia no va a cambiar", manifestó, ya que las medidas "tardarán unos días en hacer efecto". Asimismo, situó el ámbito familiar y el del ocio como principales lugares de contagio.

VIAJES DE FIN DE SEMANA

La consejera afirmó que esta "recomendación clara de quedarse en casa" es inmediata e hizo especial énfasis en los viajes que se tuvieran previstos a segundas residencias o vacacionales para este fin de semana, los cuales, por responsabilidad y para proteger a los más vulnerables, deberían cancelarsel

Etiquetas