Aragón

ALTO ARAGÓN - CRISIS DEL CORONAVIRUS

El turista zaragozano acude a las segundas residencias del Pirineo

Los valles notan la presencia de visitantes este fin de semana pese a la recomendación de no viajar

El turista zaragozano acude a las segundas residencias del Pirineo
El turista zaragozano acude a las segundas residencias del Pirineo
M.P.

HUESCA.- Muchos turistas zaragozanos están pasando el fin de semana en sus segundas residencias del Pirineo, pese a las recomendaciones del Gobierno de Aragón de no salir si no es estrictamente necesario. Eso sí, la actual situación sanitaria ha motivado cancelaciones de reservas en la hostelería.

En la Jacetania, según el presidente de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA), Luis Terrén, "está claro que la gente no se ha quedado en Zaragoza", a pesar de las recomendaciones del Gobierno de Aragón, puesto que la afluencia es "más o menos como el fin de semana anterior", tanto en la ciudad de Jaca como en otros municipios cercanos.

El también alcalde de Villanúa señaló que en dicha villa jacetana "hay visitantes que vinieron antes y se han quedado a pasar el verano". No obstante, "lo más importante es que la gente tiene bastante respeto y mayoritariamente cumple las normas" porque "se les ve paseando por el pueblo con mascarilla y respetando las distancias". -En otro de los puntos neurálgicos de la Jacetania, como Canfranc, también "hay gente de Zaragoza" en segundas residencias, según el alcalde, Fernando Sánchez, que aclaró que la afluencia "es menor que otros fines de semana", ya que "ha habido cancelaciones" en algunos de los alojamientos.

En el Alto Gállego, se ha notado en general un incremento de zaragozanos en lo que es la apertura de segundas residencias así como en visitas de día, aunque también ha habido cancelaciones de reservas de hoteles. "Por lo que se está viendo de movimiento en la calle y de apertura de apartamentos de segunda residencia, sí que ha venido gente este fin de semana a Biescas procedentes de Zaragoza", indica la alcaldesa Nuria Pargada.

Desde la Asociación Turística Valle de Tena, su directora Sandra Lecina dice que las ocupaciones de este fin de semana "son muy bajas para las fechas en las que estamos. La mayoría de turistas son segundas residencias y gente de día que aprovecha para hacer senderismo, bici y actividades de aventura. Se han notado cancelaciones de reservas de Zaragoza después de las recomendaciones del Gobierno de Aragón", concluye.

Lorena López, de la Oficina de Turismo de Panticosa, apunta que el incremento de turistas procedentes de la capital del Ebro "no ha sido muy notable este fin de semana. Sí hemos tenido muchos vascos".

Asimismo, muchos turistas han apostado por Ribagorza para pasar el fin de semana y, en especial, por su zona más turística, el Valle de Benasque. Sin embargo, a partir de este domingo la ocupación baja drásticamente ya que se están sucediendo las anulaciones ante el empeoramiento de la situación sanitaria en las zonas de Zaragoza y Barcelona, principales núcleos de procedencia a esta zona oriental de la provincia.

El presidente de la Asociación Turística y Empresarial Valle de Benasque (ATEVB), José María Ciria, se mostró prudente y apostó por ir día a día ante una situación muy complicada para el turismo. "Habrá que ver cómo evoluciona, pero la tendencia es que se vayan sucediendo las anulaciones, pese a que el verano había empezado bien. Este fin de semana está animado, pero a partir del domingo, baja de manera importante y las anulaciones en las reservas son un goteo", lamentó Ciria. El confinamiento de Lérida y la situación al límite del confinamiento en Zaragoza o Barcelona se está acusando. "Se nota mucho que hay catalanes que ya no vienen y zaragozanos que también están haciendo caso a las recomendaciones de no salir. Y hay otros, como los vascos y los madrileños, que les cuesta más acercarse. Vamos a intentar salvar el verano", apuntó Ciria, consciente de que en ningún caso se parecerá a las temporadas estivales habituales.

"No será ni de lejos como lo de antes, pero a ver si podemos sacar los gastos y tener el personal trabajando. Nosotros vamos a seguir dando el mejor servicio que se pueda. Estamos preparados y con ganas de trabajar a ver si mejora en agosto", concluyó.

En la parte baja de Ribagorza, este fin de semana también es uno de los más animados. En Graus, la afluencia de visitantes se notó en terrazas y segundas residencias. También en los comercios, sobre todo durante la mañana del sábado. No en vano, un supermercado tuvo que limitar la entrada de clientes a media mañana para evitar aglomeraciones.

Etiquetas