Aragón

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La DGA endurece las medidas en residencias y prohíbe los paseos

Sanidad y Ciudadanía refuerzan la labor de Atención Primaria en estos centros

La DGA endurece las medidas en residencias y prohíbe los paseos
La DGA endurece las medidas en residencias y prohíbe los paseos
S.E.

HUESCA.- El Gobierno de Aragón extiende a toda la comunidad la prohibición de que los internos en residencias de mayores y discapacitados salgan a dar paseos. Esta medida, hasta ahora solo vigente en las zonas en fase 2 flexibilizada, se amplía ahora a toda la comunidad autónoma, según anunciaron este miércoles las consejeras de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, y de Sanidad, Sira Repollés. Se siguen manteniendo las salidas de un mes para estar con la familia (residencias de mayores) y de 15 días en las de discapacitados, pero con la obligación de cumplir una cuarentena de 10 días al regresar al centro.

Las dos consejeras comparacieron este martes conjuntamente para informar del protocolo para una mejor coordinación de Atención Primaria con las residencias, que registran cuatro de cada cinco muertos en Aragón por coronavirus. El protocolo entre ambos departamentos ya está en vigor.

El plan busca "garantizar que la atención a las personas en las residencias no sea diferente al que tendrían si vivieran en su domicilio", manifestó Repollés. La consejera de Sanidad explicó que cada residencia estará asignada a un centro de salud y, de esta manera, accederá no solo a la asistencia médica en caso de emergencia, sino también a sus programas de promoción de la salud.

Asimismo, cada uno de estos centros de salud contará con un sanitario de referencia, un enfermero cuya función será la de garantizar este mismo nivel de asistencia sanitaria, apuntó la consejera de Sanidad, y vigilar el cumplimiento de las normas.

En el caso de brotes en residencias -y en Aragón se considera que un caso en estos centros ya es brote, remarcaron ambas consejeras-, el protocolo prevé medidas para garantizar una "coordinación absoluta" entre Sanidad y Ciudadanía y Derechos Sociales "desde el primer momento".

En este sentido, toda residencia está obligada a contar con una persona de referencia que será la interlocutora válida con la DGA y también se coordinará con el centro de salud de referencia, que determinará las medidas a tomar y se encargará del estudio de los contagios y de sus contactos.

Asimismo, otra obligación para las residencias es la de contar con un plan de contingencia ante la irrupción del coronavirus. Este protocolo debe responder, entre otras cuestiones, a la sectorización del centro.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales enumeró otros compromisos, como el de contar con una estructura física "adecuada", formación y coordinación entre su personal sanitario, si dispone de él; y, para todos los trabajadores, formación para prevenir contagios y también material de protección suficiente.

CUESTIONARIO DE AUTODETECCIÓN

Una novedad que incluye este protocolo es que todos los trabajadores de residencias deberán rellenar un cuestionario de autodetección de síntomas diariamente y que las residencias deberán actualizar la información en un servidor centralizado.

Sobre el primero de estos puntos, Broto recalcó la importancia de que cualquier persona con síntomas, deje de acudir al trabajo, especialmente en residencias, al ser lugares donde se concentra la población más vulnerable a esta enfermedad.

La consejera de Sanidad también recordó que las residencias seguirán contando con los centros covid para aliviar su situación en caso de brote (La Abubilla de Yéqueda para el Alto Aragón).

Por otra parte, Repollés explicó que el brote en la residencia de Burbáguena (Teruel) ha dejado 45 residentes y trabajadores positivos y que ya están sectorizados, algunos de ellos hospitalizados en el Obispo Polanco.

Etiquetas