Aragón

ALTO ARAGÓN - MEDIO AMBIENTE

Arranca la campaña anual para el control del mejillón cebra

Esta temporada se actuará en 22 embalses de la cuenca, la mayoría navegables

Arranca la campaña anual para el control del mejillón cebra
Arranca la campaña anual para el control del mejillón cebra
CHE

HUESCA.- La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) inicia esta próxima semana la campaña anual de control larvario de mejillón cebra en las masas de agua superficiales de la cuenca del Ebro, que se desarrolla cada verano desde hace más de 16 años y que este ejercicio se centra en 22 embalses, en su mayoría navegables.

El trabajo de campo consiste en la toma de un total de 110 muestras de superficie en el conjunto de los embalses. Posteriormente, además de la revisión al microscopio por parte de personal especialista para todas las muestras, se realiza una analítica por cada uno de los 22 embalses con un equipo de detección y recuento automático larvario mediante visión artificial, instalado en el Laboratorio de la Confederación.

Desde la CHE explican que estas campañas de detección precoz del estado larvario permiten la adopción inmediata de medidas de control en navegación, informando a los usuarios de la situación en la que se encuentran los embalses y las medidas preventivas que se han de adoptar en ellos.

En estos momentos, los embalses de la provincia de Huesca en los que se ha detectado la presencia de ejemplares adultos de mejillón cebra son La Sotonera, Barasona, Montearagón y San Salvador, mientras que hay indicios de la presencia de larvas en los de Lanuza, Búbal, Sabiñánigo, Ibón de Baños de Panticosa, Mediano y El Grado.

La CHE, desde la detección de estas especies en el territorio de la Demarcación, colabora de forma activa coordinando acciones con las administraciones competentes en el control de especies invasoras, principalmente las comunidades autónomas, competentes también en materia de pesca, "actividad que constituye uno de los principales vectores de dispersión de las especies invasoras", recuerdan desde la Confederación.

Además de la campaña de mejillón cebra, este año se mantiene la de actuaciones para el control y la vigilancia del caracol manzana (Pomacea spp) en el Bajo Ebro, aguas abajo de Tortosa (Tarragona).

En el caso del seguimiento de la almeja asiática (Corbicula fluminea) este año lo realiza la CHE por segundo año consecutivo y además de continuar los controles en el Eje del Ebro, esta campaña se extiende a los principales afluentes.

La Confederación Hidrográfica del Ebro remarca que la colaboración ciudadana es fundamental e imprescindible, ya que "todos los elementos que entran en el agua son susceptibles de ser vector de dispersión de estas especies, por lo que debe prestarse también atención a los complementos de baño, que tienen que ser secados y limpiados, para minimizar los riesgos", concluyen desde el organismo de cuenca.

Etiquetas