Aragón

ALTO ARAGÓN - MONTAÑA

Luis Masgrau: "Está yendo a la montaña gente que no es practicante habitual"

El presidente de la FAM confirma la alta presencia de excursionistas en el Pirineo

Luis Masgrau: "Está yendo a la montaña gente que no es practicante habitual"
Luis Masgrau: "Está yendo a la montaña gente que no es practicante habitual"
M.

HUESCA.- A pesar de las limitaciones y medidas se seguridad impuestas para evitar la propagación de la covid-19 o precisamente por eso, por tratarse de actividades al aire libre, el senderismo y el montañismo están atrayendo a muchas personas este verano hasta el Alto Aragón. Se ve movimiento en la montaña, y los refugios del Pirineo, que han reducido su capacidad de acogida a la mitad por el virus, están viendo cómo muchos días están al máximo de su capacidad y de cara al mes de agosto que acaba de arrancar ya hay muchos días con el cartel de completo.

Luis Masgrau, presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), confirma que la montaña altoaragonesa está recibiendo a muchos montañeros, y que muchos de ellos optan, ante la limitación de la capacidad de los refugios, por hacer rutas de un día y volver a sus casas o los puntos donde se hospedan a dormir, o por vivaquear. "Por lo que yo he visto y por lo que me cuentan, hay gente por toda la montaña", señala Masgrau, que considera que "tal vez sea cierto que este año está yendo a la montaña más gente de lo habitual o más gente que no es practicante habitual". Y es que -reconoce- "apetece" tras los meses de confinamiento hacer actividades al aire libre, por lo que apunta que "se está saliendo a la montaña no sé si igual que otros años o un poquito más". Sale la gente en grupos de amigos o familias, sobre todo, y se evitan las salidas de grupos grandes por parte de clubes de montaña, optándose por salidas en "petit comité", dice.

Añade que "en los refugios también se ve movimiento, gente que está haciendo la GR-11 y quienes están haciendo los picos clásicos como el Aneto, el Monte Perdido o el Posets, o rutas pasando a Francia".

Destaca el presidente de la FAM que la gente que va a la montaña "respeta" las normas sobre el mantenimiento de la distancia de seguridad o el uso de mascarillas. También -señala- se aprecia "prudencia" entre los usuarios de los refugios y respeto a las normas, algo que considera fundamental porque si hay algún caso en un refugio, puede ser problemático". Y subraya que, de momento, no se ha dado ningún caso positivo por coronavirus en ningún refugio.

Desde el Refugio Ángel Orús, explican que la ocupación "fluctúa mucho de un día para otro" y avanzan que para "este mes de agosto tenemos ya muchos días completos. Las dos próximas semanas están más apretadas". Chema Grau, uno de los guardas de este refugio ribagorzano, asegura que "sí pasa mucha gente que vivaquea por ahí, o la gente sube y baja en el día".

Del mismo modo, desde la Casa de Piedra del Balneario de Panticosa señalan que, sobre todos los fines semana, están llenos.

"Trabajamos todo lo que podemos pero siempre estamos al 50 por ciento", comenta uno de los guardas de este refugio, que destaca que el carácter más turístico que tiene este establecimiento con respecto al resto de refugios de montaña del Pirineo debido a que se puede llegar en coche hasta su puerta, hace que vaya "muchísima, muchísima gente".

No obstante, añade que "se ve mucha gente en el monte" y que el refugio de Bachimaña, que asimismo gestionan ellos, también tiene niveles de ocupación altos. Y asegura que "ahora mismo" no hay menos gente en la montaña que el año pasado.

Etiquetas