Aragón

ALTO ARAGÓN - EMPLEO

Las ofertas de empleo de peón agrícola alcanzan el 40 % del total en la provincia

La dificultad de contratar temporeros en origen dispara la demanda durante el primer semestre en las oficinas del Inaem, donde han registrado una necesidad de profesionales del sector sociosanitario

La mutación del virus hallada en Europa con origen en Aragón no afectará a la eficacia de vacuna
La mutación del virus hallada en Europa con origen en Aragón no afectará a la eficacia de vacuna
EFE

HUESCA.- Las oficinas del Inaem de la provincia registraron 9.922 parados en junio, un 31 % más que el año anterior. La fuerte subida se produjo en marzo y desde entonces ha disminuido "poco a poco". Además, hay que tener en cuenta que los trabajadores en erte no se contabilizan. "El problema no es que haya habido despidos, sino falta de contratación en turismo, hostelería y comercio", explica Raúl Camarón, director gerente del servicio aragonés de empleo. No obstante, los datos de desempleo han oscilado mucho en función del desarrollo de la campaña agrícola. Y es que el puesto más demandado en la provincia durante el primer semestre de este año ha sido el de peón agrícola, para el que recibieron 1.347 ofertas, el 40,51 % del total.

Estas cifras se han disparado con respecto a otros años porque hasta ahora los empresarios contrataban directamente en origen grupos de temporeros andaluces, rumanos, marroquís, senagaleses... En este tiempo, "al no poder disponer de ese personal en los meses de restricción de movilidad, nos presentaron 1.300 o 1.400 ofertas en Fraga. En muchos casos no hemos llegado a hacer la labor de intermediación porque no teníamos posibilidad de dar salida a todas", explica del director general del Inaem, ya que en el mercado local es imposible encontrar a tanta gente para trabajar en este sector.

Este porcentaje aumenta hasta el 57,35 % si se suma la demanda de embaladores o etiquetadores, el trabajo que se hace en los almacenes de fruta, para los que llegaron 560 ofertas al Inaem, especialmente a la oficina de Fraga. No obstante, en determinados momentos la proporción aún era más llamativa porque la agricultura es muy estacional. De hecho, el paro en agricultura se incrementó en junio tras bajar en abril y mayo.

LA SITUACIÓN POR ZONAS

La situación también es muy distinta de una zona a otra de la provincia, como se puede apreciar en un análisis de los datos de las siete oficinas existentes (Huesca, Barbastro, Sabiñánigo, Binéfar, Fraga, Monzón y Jaca). En la capital oscense, detalla Camarón, en julio ha habido un 30 % menos de oferta de la que había tradicionalmente. El 65 % del sector servicios, un 15 % de construcción, un 10 % de industria y otro 10 % de agricultura.

Desde marzo, no han dejado de tener ofertas del sector sociosanitario. "Hemos estado muy implicados porque llegó un momento en el que había mucha necesidad de médicos, enfermeros, personal sociosanitario en residencias... Hemos estado trabajando coordinadamente con el IASS y residencias privadas. Se abrió una bolsa que gestionamos conjuntamente con el IASS pero vuelve a haber necesidad", comenta el director gerente del Inaem, Raúl Camarón. En conjunto, "se ve que el mercado de trabajo no ha alcanzado el nivel normal, sobre todo por hostelería, comercio y actividades de ocio en Huesca". Por ejemplo, se ha notado la caída de las ofertas de empleo en La Galliguera, donde tiene mucho desarrollo el turismo activo.

En Binéfar, se ha apreciado un parón en la construcción por la finalización de las obras del matadero de Litera Meat (Grupo Pini). Mientras, que las ofertas en este caso aumentaron considerablemente para trabajar en el mismo. En el sector sociosanitario y servicios relacionados con residencias de tercera edad, también han entrado ofertas de casi todas las ubicadas en la comarca: desde ocupaciones cualificadas como terapeuta, enfermero, a cuidadores de atención sociosanitaria y limpiadores. Se trata de sustituciones para cubrir bajas y vacaciones. Otro sector destacable es el agrícola y sus actividades auxiliares.

En la construcción, por el contrario, se ha apreciado demanda en Sabiñánigo, ya que por las obras de la variante (A-23) han recibido ofertas de conductor de camión, de retroexcavadora...

En Barbastro, se ha notado también una disminución de la cantidad de ofertas. No obstante, en general se mantienen entre 17 y 25 al mes, pero en abril solo tuvieron una. Como curiosidad, este año han entrado ofertas con perfiles universitarios, como de Trabajo social, Derecho, Psicología, Pedagogía, Mediador Intercultural... al instalarse en Barbastro la Fundación Cepaim, que ha contado con el Inaem para cubrir estos puestos. En Monzón, también se ha apreciado una caída de la demanda de trabajadores para el sector industrial.

En Jaca, se aprecia sobre todo que se han reducido el número de ofertas presentadas por hostelería y el sector servicios en general. En esta oficina, ha notado que desde la presentación de la oferta de empleo a la contratación ha disminuido el tiempo de espera, tanto por la necesidad de la empresa de contar en un empleado más de inmediato como por la disposición del trabajador para comenzar.

"Esto es un reflejo de la realidad y de la ralentización económica", concluye del director gerente del Inaem, Raúl Camarón. En Aragón, en marzo se pasó de unos 66.000 parados a más de 79.000, pero no fue por despidos sino por falta de contrataciones desde Semana Santa hasta octubre. Desde entonces, la cifra ha ido bajando progresivamente hasta los 76.460 parados de junio.

Etiquetas