Aragón

REGRESO A LAS AULAS

Los agentes sociales están preocupados por la conciliación con la vuelta a clase

Demandan medidas ante un escenario con cierres puntuales de centros

Los agentes sociales están preocupados por la conciliación con la vuelta a clase
Los agentes sociales están preocupados por la conciliación con la vuelta a clase
G.A.

ZARAGOZA.- Los agentes sociales mantuvieron este jueves un encuentro con el Gobierno de Aragón para hablar del inicio del curso escolar 2020-2021, que va a estar marcado por la pandemia del coronavirus en la ronda de encuentros que el Ejecutivo está teniendo con los representantes de la comunidad docente.

Mostraron su preocupación por los problemas de conciliación que puedan surgir, si se tiene que cerrar algún aula de forma temporal por algún brote.

Así se lo expusieron al presidente de Aragón, Javier Lambán, con quien se reunieron en el Edificio Pignatelli de Zaragoza, sede del Gobierno autonómico, junto con la consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, y el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci.

El secretario general de UGT-Aragón, Daniel Alastuey, mostró su preocupación por "la conciliación. La normalidad a la que vamos implicará en un momento determinado cierres de aulas y de centros, esperemos que lo más puntuales posibles, pero hará falta que haya medidas para conciliar y sin que sean las madres las que paguen el pato, como siempre. Sabemos que no es una competencia del Gobierno de Aragón, pero habrá que planteársela al de España", detalló Alastuey.

Sobre la conciliación, el presidente de Cepyme-Aragón, Aurelio López de Hita, sostuvo que es un asunto que hay que afrontar con criterios "muy razonables" para "no dar pie a que nada quede desprotegido, ni la educación del niño, ni la salud, ni la economía de la empresa".

En este punto, el presidente de Ceoe-Aragón, Ricardo Mur, también incidió en la importancia de conocer la forma en la que se va a articular la conciliación familiar en el caso de que haya que confinar un aula. "Hay que definir quién asume esos costes, quién tiene que estar con los niños, si el padre, la madre o los dos", apuntó.

PUNTO DE VISTA SANITARIO

Alastruey remarcó que lo más relevante desde el punto de vista sanitario es que los directivos de los centros no van a tener la responsabilidad del cierre de aulas, ni del cierre de centros, ya que son decisiones que se tomarán por parte del Departamento de Sanidad o de Educación.

"Desde el sindicato hemos pedido que no sea un curso perdido, tiene que haber una planificación para que no haya una laguna de formación". Asimismo, insistió "en la prevención de riesgos laborales, en la que hay que tener a todos en cuenta, pero sin reglas muy generales porque cada centro es distinto".

El secretario general de UGT-Aragón consideró que si no se consigue que funcione el sistema educativo con la mayor normalidad posible "es muy difícil que convivamos con el virus, y vamos a tener que hacerlo durante meses". "Como sociedad, si no somos capaces de hacer funcionar nuestro sistema educativo, habremos fracasado", dijo.

Por su parte, el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) en Aragón, Manuel Pina, reconoció que son conscientes de que la situación es cambiante y que se está trabajando con la mejor voluntad posible. Y opinó que el curso escolar se debe considerar "de una manera más amplia que lo que es la enseñanza".

"Hay que garantizar la salud de todo el mundo, niños, padres, profesores y todo el personal auxiliar que hay" y "hay otras dos cuestiones a tener en cuenta, la garantía del derecho a la educación que tienen los niños y que se considere que la enseñanza está dentro del engranaje social y no es una burbuja", detalló.

López de Hita, evidenció que hay que compaginar "los intereses educativos, los sanitarios y los económicos", algo que "no es fácil", pero "ahí estaremos todos arrimando el hombro". "Lo que no se puede es paralizar la educación y el país", apostilló.

Ricardo Mur solicitó que haya un protocolo único de ámbito nacional. "Aquí el Gobierno de España tiene que definir también unas normas para el inicio del curso escolar, no puede ser que haya 17 modelos distintos", Ricardo Mur ha considerado que es muy importante trabajar la educación telemática, que "no puede consistir en que te pongan unos deberes el lunes y se recojan el viernes". "El derecho a la educación de los niños es muy importante, no puede ser un año perdido, y tienen que darse unas pautas claras de la docencia por medios digitales", ha sentenciado.

Etiquetas