Aragón

VUELTA A LAS AULAS

El Consejo Escolar de Aragón pide coordinación y flexibilidad ante el comienzo de las clases

Su presidente, Jesús Garcés, sugiere a Sanidad y Educación que los centros de salud participen de esa organización

El Consejo Escolar de Aragón pide coordinación y flexibilidad ante el comienzo de las clases
El Consejo Escolar de Aragón pide coordinación y flexibilidad ante el comienzo de las clases
EFE

ZARAGOZA.- El presidente del Consejo Escolar de Aragón, Jesús Garcés, pidió coordinación entre los Departamentos de Educación y Sanidad y que se traslade a los centros escolares a través de los centros de salud, para hacer frente a la pandemia del coronavirus, así como flexibilidad porque "la realidad de la red educativa es muy variada".

Así lo manifestó, tras reunirse con el presidente de Aragón, Javier Lambán, y el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, para abordar el inicio del curso escolar.

Garcés consideró necesario que se activen los consejos escolares en los centros y que se den a conocer en ellos los planes de contingencia para que la comunidad educativa "los haga suyos", los que, estimó, habría que evaluar "prácticamente cada semana" para modificar lo que sea preciso, teniendo en cuenta que "habrá dificultades".

A su entender, la comunidad educativa ha de actuar "de forma conjunta" y evitar que padres, profesores y personal no docente "vayan cada uno por su lado". Confió en que todos los implicados "van a saber actuar" y dar una respuesta "responsable".

El presidente del CEA también expresó su confianza en el sistema educativo que aplicará "con rigurosidad" lo que se determine pues "tenemos una comunidad educativa potente" a la que "hay que dar seguridad y tranquilidad" ante una situación "muy delicada", en la que "el virus ha ido marcando los tiempos".

"Conociendo a los equipos directivos, a los docentes y al cuerpo de inspección, seguro que van a dar respuesta" porque son unos profesionales "súper implicados". A su entender, los profesores ya lo demostraron ante la respuesta que han dado el pasado curso escolar y "la darán al inicio de curso".

Garcés también incidió en la flexibilidad ya que "hay escuelas muy pequeñitas, medianas y grandes centros educativos, tanto concertados como públicos", y apostó por disponer de recursos ahí "donde se necesiten" para dar "seguridad" a docentes y alumnos, también a las familias.

Sobre la conciliación, opinó que si bien la escuela "no puede mirar a otro lado", es un asunto más global, en el que "la empresa tiene mucho que decir y dar permisos a las familias cuando se produzcan casos puntuales", así como poner recursos en servicios como el comedor, mantener las becas, el servicio de madrugadores y "ver cómo funcionan las actividades extraescolares".

Etiquetas