Aragón

ALTO ARAGÓN - COLABORA: DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE HUESCA

Mascarillas y servicios a domicilio en Hoz de Jaca para proteger al medio rural frente al virus

#CONTRALADESPOBLACIÓN

Mascarillas y servicios a domicilio en Hoz de Jaca para proteger al medio rural frente al virus
Mascarillas y servicios a domicilio en Hoz de Jaca para proteger al medio rural frente al virus

JACA.- Hoz de Jaca se organizó desde el primer momento en que se decretó el estado de alarma en todo el país por la covid-19, para que los vecinos no tuvieran que salir del pueblo para hacer la compra durante las semanas del confinamiento.

Hoy, casi dos meses después de que terminara el estado de alarma, la alcaldesa de Hoz de Jaca, Esperanza López, explica que la mejor decisión que pudo tomar fue la de canalizar las compras de los vecinos a través de la Comarca del Alto Gállego. "Desde el primer momento en que conocimos la situación, me puse en contacto con la Comarca y enseguida vimos la necesidad de que sobre todo las personas más mayores no tuvieran que salir del pueblo y pusimos en marcha con Servicios Sociales, las compras semanales de todo tipo de necesidad, tanto medicamentos como fruta, verdura, carne, pescado, productos de limpieza etc., hasta el pienso para los perros o para las gallinas, por ejemplo".

Los vecinos fumadores también se organizaron "y salieron una vez cada quince o veinte días, pero la mayoría utilizamos el servicio de la Comarca y no salimos en todo el confinamiento, y algunos hasta un tiempo después".

Esperanza López llamaba todos los domingos a las personas más mayores de la localidad "y les cogía la lista de la compra por teléfono, otros vecinos me la pasaban por wasap o por correo, y la noche del domingo pasaba yo todos los pedidos a la Comarca. Ellos el lunes los imprimían, los compraban, y a las seis de la tarde ya los teníamos en Hoz para repartirlos". El servicio de la Comarca los dejaba en el patio del Ayuntamiento y desde allí se repartían. "A las personas más mayores les llevábamos la compra a casa o si alguno quería pasar a buscarla, les íbamos citando de uno en uno, así estuvimos todas las semanas del confinamiento".

Y para el tema del pago de la compra, los vecinos firmaron las domiciliaciones pertinentes, de tal manera que las compras las pagaba la Comarca y esta las cobraba a los vecinos, "con lo cual fue muy cómodo, así que muy bien, encantados".

UN BRINDIS POR LA AYUDA DEL ALTO GÁLLEGO

Además, explica la alcaldesa que tuvieron un vecino voluntario que se prestó a realizar la compra de medicamentos en el caso de que para este producto no se hubiera llegado a tiempo para el pedido del lunes. "Este vecino se encargaba de comprar esos medicamentos y también lo que fuera de veterinaria. Lo compraba en Escarrilla y en Panticosa, lo teníamos muy organizado para no tener que salir del pueblo".

La alcaldesa de Hoz intentó dar una respuesta rápida a una necesidad. "La verdad que la gente estuvo encantada, tanto los mayores como los no tan mayores porque este servicio lo utilizó todo el pueblo. Cuando terminó, enviamos una carta de agradecimiento a la comarca. El último día que trajeron la compra, los vecinos, todos con mascarillas, brindamos un aplauso por quienes durante tantas semanas nos la habían traído, porque el pueblo estaba muy agradecido. No nos imaginábamos que se pudiera poner en marcha un servicio tan eficaz y tan rápido. No era comprar las necesidades básicas sino cualquier cosa que pudieras necesitar, y sabías que los lunes te lo iban a traer".

Por otra parte, la Comarca del Alto Gállego se encargó de repartir las más de 13.500 mascarillas quirúrgicas que recibió de la Diputación Provincial de Huesca. Los vecinos de Hoz de Jaca, al igual que todos los de este territorio, el pasado mes de mayo las recibieron en sus casas. La Comarca las repartió en más de 76 puntos de población diferentes. Por un lado, las hizo llegar a los ayuntamientos para su distribución, y por otro, las llevó a los vecinos de los núcleos más pequeños mediante un reparto comarcal cercano y directo.

Dos semanas antes, la Comarca ya había organizado un reparto domiciliario de más de 1.000 mascarillas para todos los niños de los colegios y escuelas del territorio.

A todas estas mascarillas se suman las que la red de voluntariado realizaron de tela. En un primer momento de la pandemia, estas las capitaneó el taller de voluntarias de la Asociación Española Contra el Cáncer Sabiñánigo-Alto Gállego, y después se articuló una red que coordinó la Comarca.

Etiquetas